viernes, 16 de febrero de 2018

Quién tiene una idea tiene un negocio

Hoy en día iniciar un negocio es más complicado que nunca, no llega solo con montarlo y que los clientes lleguen a tu puerta. Debes de tener una gran idea que aporte a tus clientes una solución a sus problemas y debes de saber venderla bien para hacérsela llegar.

Pero... ¿Cómo se llega a esa gran idea de negocio que te va hacer rico y famoso?
Pues nadie tiene la solución, algunas veces es sin más, te viene una idea a la cabeza, alguna necesidad que quieres cubrir por una experiencia personal, otras veces es por pura suerte o mejorando algo que ya existe. El caso es que no hay una formula secreta, se puede decir que hay que estar, en el sitio adecuado y en el momento adecuado.

¿Que tengo que hacer si ya tengo una idea?
Si ya tenemos una idea que creemos que puede ser el pilar para nuestro negocio el primer paso es protegerla. Para ello podemos buscar consejo acudiendo a un despacho de abogados, hay muchos despachos que estan especializados en asegurar que tu idea quede a buen resguardo para que puedas comenzar a montar tu negocio alrededor de la misma.

Además un abogado laboralista podrá ayudarte y darte muchos consejos para crear tu empresa sin correr el peligro de caer en algún error que el futuro puedas pagar caro.
Una vez que tus ideas están a salvo es hora de ponerla en práctica, dependiendo del tipo de negocio que tengas en mente podrás empezar con una pequeña inversión, en un local pequeño o a través de una página web. Por el contrario si piensas a lo grande y tu negocio es de grandes dimensiones te tocará llamar a la puerta de algún banco, tirar de tus ahorros o buscar algún socio patrocinador. En este caso no te vuelvas loco, no busques la grandeza de repente, ve poco a poco siguiendo tu camino. Comienza con algo pequeño y luego ve ampliando tus horizontes. Si empiezas de golpe podrás perder tu propósito antes de comenzar.

¿Que pasa si lo has intentado todo pero no has logrado desarrollar tu idea?

En muchas ocasiones ni las mejores de las ideas encuentran el apoyo suficiente para salir adelante, lo importante en estos casos es creer en uno mismo y en su idea. Si crees en ti, llegará el momento en que puedas encontrar la forma de crear lo que tienes en tu  cabeza.

Uno de los negocios que se están desarrollando cada vez más son los bancos de ideas, gente que está interesada en invertir en buenas ideas y que está dispuesta a arriesgarse económicamente para poder triunfar en un futuro. Esta puede ser una solución para poder sacar a delante uno de tus proyectos que sabes que será un cambio para nuestra sociedad. Eso sí, mira bien a quién das tus ideas! te puedes quedar si ella. Por este motivo debes asesorarte bien y no dejar que esto te obsesione, no queremos cambiar un abogado laboralista por un abogado de divorcio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario