lunes, 8 de diciembre de 2014

Cómo lograr la mejor imagen para tu 'startup'

Por fin damos el paso. Nos dejamos llevar por los titulares y por la falsa imagen de los millonarios al instante que proyecta Silicon Valley, o por qué no, la que ansiamos ver. Ser emprendedor supone muchos sacrificios y desde luego, no es ningún camino de rosas. Ahora bien, una vez dado el paso de crear nuestra propia empresa ¿cómo conseguir los primeros clientes?

Lo primero que hay que hacer es crear una marca. Ya se sabe, nombre de la empresa, logotipo y todo el material necesario para poder presentarse ante el cliente con algo y no quemar un cartucho de oro dejando de recuerdo una amplia sonrisa y muchas palabras que se las lleva el viento. Cuando uno se embarca en la aventura de crear su propio negocio sabe que las ocasiones son contadas y perder oportunidades es un lujo que no se puede uno permitir. Así que hay que presentarse con las mejores galas e intentar convencer a la primera para, por lo menos, presentar una oferta.

Logotipo, marca y algún vídeo de presentación son munición suficiente para franquear la primera puerta, y sin embargo, muchos brillantes proyectos se quedan ahí por no ser capaces de transmitir su valor.

Sí, lo sabemos, arrancar un negocio supone una sangría económica en la que no se permiten muchos lujos y contratar los servicios de una agencia de publicidad no está a la alcance de todos los emprendedores ¿Hay alternativas? Como siempre, la web llega al rescate con una nutrida variedad de opciones que nos servirán, en esta crítica etapa, para salvar los muebles logrando una imagen bastante profesional para nuestro incipiente negocio, y lo que resulta más interesante, a un costo ridículo.

Todo sea por evitar llamar a nuestro proyecto “Javier” o “Juan” y encargar el diseño del logotipo e identidad corporativa a ese cuñado manitas con el Photoshop y dispuesto a echar un capote. En esta etapa, la imagen es fundamental, y eso lo saben bien los proyectos que se presentan en Kickstarter, que se trabajan vídeos de estudio para promocionar productos que todavía no existen.

Nombre de la empresa

¿Qué nombre le ponemos a nuestra startup? Antes era más sencillo: se registraba una marca disponible y a tirar millas. Ahora, además es necesario registrarla en la web, y si no se dispone de un .COM ya vamos mal de partida. Y de hecho, son muchos los proyectos que determinan el nombre de la empresa a partir del dominio disponible.


En este sentido, una opción interesante es entrar en Godaddy o similares y comenzar a comprobar la marca que se nos había ocurrido. Lo más habitual es que ya esté registrada, pero esta situación ya está prevista por el servicio que nos proporcionará variaciones, y alguna de ellas nos puede interesar.

Pero si realmente uno no quiere volverse loco y perder días enteros buscando una marca bonita con los puntocom disponibles, puede recurrir a Naminum. Esta web nos busca las combinaciones posibles a partir de un nombre propuesto por nosotros, y lo que resulta más interesante, se encarga de comprobar la disponibilidad de los dominios para así cerrar marca y web en un solo paso. Y todo ello gratis total (salvo el registro del dominio, claro).

Logotipo

Tenemos ya la marca, obtenida en tiempo récord, y ahora será necesario un logotipo con el que crear ofertas, firmas del correo electrónico, tarjeta de presentación y por descontado, la página web. Llegados a este punto, y si no disponemos de capital necesario para contratar los servicios profesionales de una agencia, siempre podemos recurrir a un servicio en web llamado Withoomph.

Una vez accedamos a su web escribiremos el nombre de la empresa antes definido así como una serie de palabras clave (en inglés), que definan el ámbito de servicios de nuestra startup, y en cuestión de segundos tendremos una colección de propuestas con la que pasar la tarde.

Son todo logotipos muy neutros, minimalistas, y que nos ayudarán a superar el trámite con nota, puesto que su diseño aparenta tener detrás muchas horas de trabajo. Justo lo que necesitamos. Y nuevamente, a coste cero si no necesitamos el logotipo en alta resolución

Vídeo

Tenemos marca, logotipo… ya podríamos salir a la calle a intentar seducir clientes, pero para qué negarlo: el mercado está habituado a que todo entre por los ojos, y si en lugar de tener que leer un folleto o visitar una web, se puede conocer un servicio mediante un vídeo, eso que nos ahorramos.
Sin embargo, los vídeos sí que son un auténtico obstáculo para los negocios que arrancan, ya que se trata de un recurso con muchas horas de trabajo que hay que remunerar. Pero en esta etapa inicial, nuestro objetivo consiste en vestir al muñeco de la manera más digna para intentar comenzar a hacer caja. Ya llegarán tiempos mejores en los que considerar un trabajo más a medida.
En lo que respecta al vídeo la web también propone un servicio que en unos pocos minutos nos crea un producto de lo más aparente. Se trata de Wideo, y permite crear vídeos de empresa o producto a coste cero o a un importe muy reducido en función de las necesidades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario