lunes, 25 de noviembre de 2013

Interesante: 5 proyectos absurdos que hicieron millonarios a sus emprendedores

Aunque parezca difícil, algunas veces dar con la clave para hacer dinero es muy fácil. En ocasiones, sólo hay que tener una idea de lo más absurdo. Triunfar con un negocio suele ser fruto de un gran esfuerzo, que normalmente se inicia con una buena idea y continúa con otros factores, pero también hay veces en que una idea por la que nadie apostaba al principio acabe convirtiéndose en un negocio rentable, informa Forbes

1. Pet Rock: Cómo hacerse rico vendiendo piedras

Es la idea que a Gary Gahl le hizo ganar 15 millones de dólares en los primeros seis meses. Este ejecutivo de publicidad decidió vender rocas sobre una cama de heno como si fueran “mascotas sin complicaciones”. Cada roca costaba 3,95 dólares.

Fe el resultado de una conversación donde sus amigos se quejaban de los complejos cuidados que debían de darle a sus mascotas, y del problema que representaba entrenarles para que no causen destrozos en su casas.


2. Smiley: “Tenga un buen día”

Lo que nosotros conocemos como Smiley, la mítica carita feliz amarilla, tiene una historia detrás que hizo ricos a
Bernard y Murria Spain con ganancias de 500 millones de dólares. En 1963 la primera persona dibujó la carita feliz a un cliente, pero más tarde, los dos hermanos Spain, decidieron comprar los derechos legales y sacarle potencial a la carita feliz amarilla junto a la frase “Have a nice day”, en español, “Tenga un buen día”.

Smiley se ha convertido en un elemento fundamental de la cultura de Internet, con GIFs animados y otras representaciones gráficas, así como el omnipresente emoticono textual :-) o :) , del que surgieron los demás.


3. Slinky: Una lección de física inesperada

El juguete llamado Slinky, una muelle sin espiral, fue un tropiezo de James Richard, que dejo caer un resorte de tensión. Este error le hizo vender los primeros 400 juguetes en 90 minutos. Y le ha supuesto unas ganancias de 250 millones de dólares.

El diseño del Slinky se modificó rematando los bordes por seguridad y ha permanecido prácticamente inalterado desde entonces, es decir, un muelle con 80 espiras con una constante de elasticidad muy baja que permite alargarlo más de cinco metros.


4. Snuggie: La famosa ‘batamanta’

Conocida en España como ‘la batamanta’. Su creador es Boilen Scott, el presidente de Allstar Products. Se cree que el éxito de este producto se debe a la inversión de 10 millones de dólares destinados a su publicidad. Pero el resultado es que esta idea tan simple ha creado ganancias de aproximadamente 200 millones de dólares.

En Estados Unidos, durante 2009 la marca Snuggie se convirtió en todo un fenómeno cultural después del éxito que tuvieron varias parodias de sus vídeos de la teletienda. De forma similar, en España la prenda se popularizó con el nombre de ‘batamanta’, siendo referida así en los medios de comunicación.


5. iFart: La aplicación que simula pedos

Una idea que ha hecho rica a una persona dentro de las nuevas tecnologías. La app iFart simula el sonido de un cojín de broma en el iPhone. Esta absurda aplicación fue descargada más de 100.000 veces durante sus dos primeras semanas y ha hecho ganar a su creador Joel Comm unos 400.000 dólares.


iFart Mobile fue una de las aplicaciones más descargada en su momento. Únicamente está disponible para iPhone y su finalidad no es otra que pulsar un botón y escuchar una flatulencia. Eso sí hay diferentes tipos.

lunes, 18 de noviembre de 2013

3 errores de los emprendedores al negociar

Toda interacción con un cliente potencial es una negociación. No limites esta acción únicamente al momento de hablar de dinero.

Por Jim Camp

“¡Muéstrame el dinero!” (Show me the money!) -la famosa línea de la película Jerry Maguire- muestra la clase de actitud optimista que encanta a los emprendedores. Pero como coach de negociación profesional con casi tres décadas en las trincheras, asocio esa frase pegajosa con algo totalmente distinto.

La realidad es que muchos emprendedores empiezan a pensar en la negociación (esto involucra la palabra “negociar”, establecer una reunión y el proceso en general) sólo cuando es momento de mostrar el dinero. En otras palabras, en las mentes de casi todos los dueños de Pymes, una negociación es cuando el dinero habla.

Pero nada más alejado de la realidad, y no puedo ni imaginar los millones de dólares que los emprendedores han perdido en la historia de sus negocios definiendo la negociación de forma tan limitada. La negociación es el esfuerzo para conseguir un acuerdo entre dos o más partes, con cada parte teniendo derecho a veto. Es cierto, el tema del dinero generalmente está involucrado en el proceso, pero una buena negociación tiene otros componentes críticos que muchos emprendedores dejan al margen.

Esto es lo que probablemente estás haciendo mal y cómo arreglarlo:

1.    Piensas que le has dicho a la otra parte todo lo que necesita saber

¿Las siguientes letanías te suenan familiares? “Mi producto tiene ingredientes orgánicos”. “Mis servicios tienen garantía de devolución”. “Mi servicio de atención al cliente está disponible 24/7”.

Lo lamento, pero ésos son sólo hechos. Lo que debes hacer es proveerle a tu socio potencial una visión. Y no estoy hablando de los “beneficios”, que únicamente son los hechos reempaquetados. Ésta es la secuencia: Después de que describas el ‘dolor’ y la insatisfacción de la otra persona, le presentas una imagen real de cómo sería su vida después de usar tus productos o servicios.

En otras palabras, enfócate en el cómo lo que estás vendiendo cambiará dramáticamente el problema del consumidor. Después deja que la persona absorba las especificaciones de esta nueva paz mental de la que disfrutará si hace negocios contigo.

2. Fracasas en conectar la visión con tu precio

Si conoces el problema o dolor de tu cliente potencial (que puede ser tan simple como la inhabilidad de su proveedor actual para cumplir con las fechas de entrega) y le has recordado la visión del mismo y explicado cómo solucionarlo, entonces es momento de alinear tu promesa con un costo.

Muchos emprendedores ven a su propio bien o servicio como simplemente otro producto que el comprador potencial obtendrá, o un servicio que reemplazará al que actualmente utiliza. Sin embargo, si lo que ofreces es único, entonces no le presentarás a la otra parte una oferta intercambiable, sino una oportunidad atada a una mejor visión de lo que has pintado para el comprador. Estas oportunidades generalmente tienen precios más altos, y debes estar preparado para defenderlos.

3. Fallas en notar que cada momento con un cliente potencial es una negociación

Esto refiere a mi observación original de que muchos emprendedores identifican a la negociación como un marco de tiempo muy estrecho en el que discuten sobre dinero. No obstante, si únicamente el tiempo que te toma cerrar el trato es cuando estás “negociando”, ¿entonces qué estás logrando cuando haces networking o participas en ferias y eventos de la industria? Y si estás guardando la negociación para un futuro, ¿simplemente estás repartiendo tarjetas de presentación?

Cada instante que pasas con alguien con quien podrías hacer negocios (podría ser cualquier persona que conozcas en cualquier lugar) es una oportunidad de crear una visión para él o ella. Si ofreces un trato cálido y confiable durante una negociación formal, entonces disponte a aplicar el mismo trato en un evento de la industria y observa cómo las demás personas notan que puedes ayudarlas a alcanzar sus metas.


Toda interacción con un cliente potencial es una negociación. No es necesario estar en una sala de juntas para que lo sea.

domingo, 10 de noviembre de 2013

5 Negocios Rentables para emprender sin moverte de casa

¿Has estado buscando ideas de negocios rentables entre la gran cantidad de información sobre este tema que se encuentra en Internet y no encuentras nada que se adapte a ti?

En el mundo sin rostro de Internet y los libros de investigación, puede parecer que las opciones para los negocios ​en el hogar son bastante sosos. Sin embargo, con un poco de pensamiento con la parte izquierda del cerebro (la que posee la creatividad) serás capaz de conseguir una idea de negocio rentable desde casa.

Aquí están 5 ideas de negocios rentables para iniciar desde tu propia casa. Alguna de estas ideas puede ser la que estás buscando, así que no desesperes y mucha suerte con tu búsqueda:

1. Diseñador de moda freelance:
¿Te gusta tejer, coser o hacer diseños? Hay un enorme mercado para los artículos de moda online hoy en día, sobre todo en las generaciones más jóvenes que están cansados ​​de utilizar todos los mismos modelos de ropa. Promueve tu negocio a los amigos, la familia y por medio de programas de marketing online.

2. Planificador de eventos:
Si tienes un ojo para el detalle y un gusto impecable, esta puede ser la opción de negocio en casa para ti. La mayor parte de la planificación se puede ejecutar desde tu propia casa y para realizar la otra parte tendrás que moverte. Para promocionar tu negocio tendrás que realizarlo mediante el boca a boca haciendo buenos trabajos y de forma online mediante plataformas de marketing por Internet.

3. Compraventa de coches antiguos:
Llamando a todos los amantes de los coches! Para aquellos que se encuentran a sí mismos babeando sobre las colecciones de coches, piensa en ofrecer tus servicios a la gente que realiza colecciones buscando los vehículos que necesitan para completarla, mientras obtienes una comisión del 5 al 10%. Lo peor de este negocio es la inversión que tienes que realizar en los vehículos, pero puedes obtener créditos de forma sencilla para este fin.

4. Asistente Virtual:
Para los auxiliares administrativos que sean muy organizados, podéis finalmente tener la oportunidad de ser vuestro propio jefe! Muchas empresas están pagando a auxiliares administrativos independientes, llamados “asistentes virtuales” para realizar trabajos de mecanografía, fax y otras tareas de oficina por un precio pactado. Estos trabajos suelen pagar entre 20 € y 40 € por hora.

5. Cocinero de comida para llevar:

Hay muchos padres que no encuentran el tiempo suficiente para hacer comidas nutritivas para sus hijos, a pesar de que quieren mantenerlos sanos y en forma. Si eres un buen cocinero, con excelentes valores nutricionales, puedes pensar en iniciar una empresa de preparar comida preparada, donde entregas la comida diaria de los niños antes de mediodía. También puedes enfocar este negocio para preparar comida para los trabajadores de grandes empresas que no tienen tiempo para prepararla ni ir a comer a un restaurante.

Fuente: TodoStarups