miércoles, 29 de mayo de 2013

4 tips para emprendedores introvertidos

emprendedor_introvertido
Aunque ser tímido tiene ventajas, en actividades como hacer networking y vender puede convertirse en un obstáculo.

En los negocios, tus debilidades personales pueden convertirse en obstáculos si lo permites. La cultura de los negocios tradicionalmente favorece a aquellos que hablan fuerte y actúan rápido, pero constantemente subvaloramos el poder de los introvertidos en la sociedad, dice Susan Cain, autora de Quiet. Este tipo de personas tiende a pensar bien los problemas y a considerar las decisiones con mayor cuidado que los extrovertidos, cualidades que pueden ayudarlos a construir empresas exitosas.

Por Logan Kugler

Sin embargo, otras actividades como presentarse ante inversores, llamar a clientes y acercarse a desconocidos en eventos de networking puede resultar muy retador para los emprendedores con personalidades reservadas. ¿Cómo pueden triunfar en este tipo de tareas e incluso aprovechar su timidez? Le preguntamos a varios entrepreneurs que se auto consideran introvertidos y que han conseguido el éxito en un mundo extrovertido.

1. Ten fe

Para los emprendedores introvertidos que se confrontan a situaciones sociales difíciles, tener confianza en sí mismos y en su empresa puede ser su mayor activo, dice Trevor Shaw, fundador de Barkudo, una compañía de apps con sede en Cleveland. “Lo que mueve a alguien como yo a superar la introversión es realmente creer que tu oferta ayuda a mejorar la vida de los consumidores”, afirma.

Shaw, quien comúnmente presenta su app a gerentes de bares y restaurantes, afirma que después de desarrollar su producto ya no se sentía tan nervioso al acercarse a los clientes. “Te estás poniendo frente a ellos porque realmente crees que puedes ayudarlos”, añade.

2. Usa el sistema de ‘amigos’

Omri Mor, fundador del mercado de música ZIIBRA, siempre lleva consigo a un amigo a los eventos de networking ya que hacerlo le ayuda a iniciar conversaciones y a acercarse a desconocidos con mayor confianza. “Los amigos ayudan a romper las barreras sociales”, dice. “Si me ves en un evento, siempre estaré con alguien que conozco”.

De manera similar, Skylar Graika, CEO de Mukilteo, una empresa de servicios web, trabaja junto a su hermano mayor, Casey. Mientras que Casey es extrovertido, Skylar es muy tímido. Ir con su hermano a los eventos y reuniones le hace sentir a Skylar más confiado y le facilita romper las barreras sociales. “Puedes tener el mejor proyecto, pero si no puedes presentarlo y conseguir atención, no irás a ningún lado”, afirma.

3. Nivela el espacio

Si no puedes jugar fácilmente con extrovertidos, entonces cambia el juego. Después de acercarte a alguien en un evento de networking, Mor sugiere pedir una plática de seguimiento uno a uno. Los introvertidos suelen interactuar más cómodamente en pequeños grupos o con una persona a la vez.

“Siempre le pregunto a mi contacto de negocio algo personal al final de la conversación, y después lo invito a un café”, dice Mor. “Pienso que una vez que tengo una reunión individual con la persona, tengo mayor confianza y soy más extrovertido, sin importar que sea un CEO”.

4. Trata tu timidez como un activo

Los introvertidos tienden a depender sólo de sí mismos, lo que puede ser una cualidad al emprender. “Un introvertido es una persona que obtiene su poder o fortaleza no de otras personas, sino de sí mismo”, dice Shaw de Barkudo, “Y esto puede ser algo increíble para un emprendedor”.


Mientras que algunos emprendedores se sienten abrumados si no cuentan con el apoyo inmediato de su equipo de empleados, los introvertidos saben cómo manejarlo en soledad. “Muchas veces eres tú contra el mundo”, dice Shaw. “Ser introvertido puede ser útil porque te sientes cómodo estando solo”.

lunes, 6 de mayo de 2013

9 Consejos para emprender sin quebrar tus finanzas


¿Qué pasaría si te digo que tengo el antídoto al principal miedo que enfrentan quienes desean emprender?

Si me preguntaras por qué no todos somos emprendedores y como es que hay tan pocos en comparación con la mayoría de la población me atrevería a dar una respuesta contundente: MIEDO.

Por: Sonia Sánchez-Escuer

El miedo al fracaso, al ridículo, al desconocimiento de como emprender, pero sobre todo, miedo a que los números y los dineros no cuadren y que al final debamos hasta la camisa sin poder alimentar a nuestra familia.

En el libro “Predeciblemente Irracional” (Predictably Irrational), Dan Ariely demuestra a través de estudios y experimentos, que el ser humano es motivado mayormente por el miedo a perder, no por la posibilidad de ganar. Teniendo esto en cuenta, lo que debemos atacar con furia siempre es el miedo. Para ello, datos duros y acciones concretas son la mejor medicina. ¿No quieres tropezar con la falta de lana en tu vida como empresario? Sigue estos consejos:

1. Acepta que hay un riesgo. Es importante que esto lo recuerdes siempre. No importa que tan bueno seas o que tan bien preparado estés.

2. Minimiza ese riesgo. Siempre prepárate. Haz la tarea. Por ejemplo antes de lanzarte a vender tortas, planea:

• ¿Qué tipo de tortas?

• ¿Qué me va diferenciar de otras tortas?

• En el local donde estaré ¿hacen falta las tortas?

• ¿Camina gente cerca del local o no pasa ni una mosca?

• ¿Cuánto cuesta la materia prima?

• ¿Cuánto me costará la renta y los gastos del local?

• ¿Qué hago si no llega nadie a comprarme las primeras semanas?

Todas estas preguntas son parte de la preparación para tener cubierto la mayoría de los escenarios. La misma técnica aplica para solicitar un crédito, aceptar a un socio o enfrentar cualquier decisión en tu empresa.

3. NO te confíes. Aunque tengas todos los datos y la mayor preparación, mantente alerta a los cambios del mercado, a posibles retos burocráticos, emergencias, etc.

4. Las finanzas personales no son diferentes de las finanzas de la empresa. Si no sabes gastar menos de lo que ganas en casa, difícilmente lo lograrás como líder de tu empresa. Aprende en el “laboratorio” de tu bolsillo lo básico de unas finanzas sanas. Practica y vuelve a practicar.

5. Divide y vencerás: no mezcles Tu dinero del de tu negocio NUNCA. Imagina que el negocio es como un jefe de alto mantenimiento a la que le debes estar dando cuentas de cuanto entra y cuanto sale. Es una “tercera persona” y trátala como tal. Una cuenta de banco separada de la tuya, una tarjeta de débito distinta. Si necesitas pedirle prestado, haz un vale y SIEMPRE págale. Este es uno de los principales secretos del orden financiero.

6. Que pedir prestado no sea tu primera opción. Estamos tan acostumbrados al crédito que se nos olvidan otras formas de financiamiento y de resolver problemas. Pedir prestado es, en la mayoría de las veces (sobre todo con poca planeación) el camino a la tortura con destino final: CIERRE. La liquidez y salud de tu empresa puede verse seriamente afectada por las deudas.

7. Estudia. Lee. Aprende sobre como emprender, vender, comprar y hasta sobrevivir. Lee libros, blogs, noticias de emprendimiento, marketing, ventas, finanzas personales, servicio y redes sociales entre otros temas.

8. NO uses dinero del banco de la ilusión. Si, ese dinero que te prometió el Cliente X o el que imaginas que el banco te va a prestar cuando le presentes la maravillosa idea que tienes. Dinero que no ha llegado a tu bolsa, dinero que no tienes PUNTO.

9. Ahorra. Si, que aburrido consejo pero es tan útil como cuando se nos va la luz y nos damos cuenta de que SI salvamos el documento en el que hemos estado trabajando desde hace meses. Ahorrar nos salvará el trasero más de una vez y hará que nuestra vida como emprendedores sea mejor.

Fuente: Isopixel