lunes, 19 de agosto de 2013

Cómo emprender cuando tu familia depende de tu nómina en tu trabajo por cuenta ajena

Muchos de los que leen este blog tienen la ilusión de emprender su propio proyecto pero se encuentran en circunstancias que dificultan realizar sus sueños. Sobre todo si tienes familia con hijos pequeños no puedes tomar tus decisiones de manera egoísta.


Cómo realizar tu sueño sin correr el riesgo de perderlo todo

Hay que emprender con cabeza. No sirve para nada perseguir tus sueños si el precio es demasiado elevado. No significa que tengas que decirle “adiós” pero igual merece la pena esperar un poco y convertirlo en un “hasta luego”.

1. Hablar con tu pareja: esto no es tu decisión. Si tu pareja no comparte y apoya tus sueños ya habrás fracasado antes de empezar. Arriesgas tu relación si das el paso sin tenerlo. Piénsate bien si quieres pagar este precio.

2. Planificar la semana: no vas a dejar tu trabajo al principio. Tienes que montar tu proyecto en paralelo en tus tiempos libres. Nadie ha dicho que será fácil así que asume que vas a quitarle tiempo que le dedicas normalmente a la familia. Si eres disciplinado y te organizas bien se podrá compaginar aunque no sea nada fácil.

3. Búscate un co-fundador: solo todo cuesta mucho. Para no morir en el intento es bueno tener un apoyo más allá de tus amigos y de la familia. Asegúrate que tu co-fundador también tenga resuelto los primeros 2 puntos.

4. Empieza a ahorrar: llegará un momento donde tendrás que cubrir 3-6 meses porque das el paso y todavía no tienes los mismos ingresos que en tu trabajo por cuenta ajena. Necesitas algo de margen. En cuanto más ahorres, más tiempo tendrás.

5. Márcate un plan: no es recomendable dar el salto si tu proyecto todavía no genera ingresos. Lo ideal es dejar el trabajo cuando tu proyecto ya pueda generar mínimo un 50% de lo que te aporta tu nómina a día de hoy. Fija un nivel de ingresos para pasarte al 100% a tu proyecto. Debes hacer lo mismo para decidir cuándo vas a dar el paso atrás otra vez.

6. Habla con tu jefe: si tienes el gen emprendedor típicamente eres una persona apreciada en tu empresa. Vale, no se puede generalizar pero es lo que he visto hasta ahora. Hay muchos jefes que te van a entender. Si hay mucha confianza incluso les podrías prevenir (siempre que estés cerca de hacerlo). Muchos te lo agradecerán dejándote la puerta abierta para volver en el caso que el proyecto no haya salido como previsto.


No existen las fórmulas secretas para emprender. La que te acabo de presentar tampoco lo es. Si te la pegas probablemente será más suave pero no te da la seguridad para que no ocurra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario