viernes, 26 de abril de 2013

5 consejos claves para emprender con éxito en Internet


En los últimos años, el término “emprendedor” tomo un nuevo rol fundamental en el contexto internacional y hoy es visto como una alternativa totalmente válida en el desarrollo profesional de una persona.

Por:Cristian Rennella

1. Primero lo más importante

La característica principal de todo emprendedor es el deseo de hacer algo nuevo todos los días. Lamentablemente esto es un factor no del todo positivo en muchas ocasiones, es por ello que inicio con esto, con el objetivo de implementar correctamente nuestro startup. Lo primordial al emprender online es básicamente y sin dar muchas vueltas:

Desarrollar una solución a un problema puntual de nuestros futuros clientes.

En consecuencia, lo más importante como fundadores y un aprendizaje que nos costó mucho tiempo y dedicación entender, es el sentarnos con nuestros posibles clientes, mostrarles nuestra solución y más importante aún, escuchar sus opiniones con tiempo, paciencia y dedicación absoluta. No existirá nadie en el mundo que sepa que es lo que nuestros clientes quieren más que ellos mismos.

El autor Eric Ries, a quien recomiendo leer y seguir en redes sociales, explica claramente este punto, donde nuestro primer objetivo es entender que es lo que nuestros clientes necesitan realmente para brindarles una solución que estén dispuestos a pagar para tener acceso a ella y así hacer que nuestro emprendimiento se vuelva rentable.

2. Implementación mínima y necesaria

Una vez que “pensamos” que entendimos a nuestros futuros clientes, debemos desarrollar la herramienta. Ser conscientes en este aspecto que todo emprendedor toma a su emprendimiento como si fuera un hijo y por ende quiere que el mismo sea perfecto, pero debemos entender que ésta afirmación para empezar, está alejada de la realidad.

Sí, nuestro startup es nuestra creación, habla sobre nosotros, de lo bien que hacemos nuestro trabajo, pero este no es el momento para externalizar estas virtudes, este es el momento para crear una herramienta mínima viable en su funcionalidad, de tal forma que cumpla solo con lo necesario (sin ningún extra).

La prioridad debe estar primero en resolver el problema, que los usuarios lo puedan usar, comentar sobre la plataforma, sugerir mejoras, modificaciones o alteraciones. Luego tendremos todo el tiempo del mundo para incluir un lindo diseño, herramientas extras y otras iteraciones. Por el momento, debemos aprender que la prioridad es la funcionalidad mínima requerida, para probarla con el cliente puntualmente.

3. Diseñar nuestro Modelo de Negocio

Es un error común para la mayoría de los emprendedores pensar que su modelo de negocios puede solucionarse en otro momento, pero el modelo de negocios de un startup no es más ni menos que el definir claramente: “¿Cómo ganaremos dinero?” ó “¿Cómo mantendremos nuestro emprendimiento a largo plazo?”.
Importante: Por favor, olvidarse del famoso “Y vamos a generar ingresos a través de la publicidad en nuestro sitio”, eso viene por medio de mitos que son generados a través de excepciones como Facebook, Yahoo, Twitter y otras compañías enormes, que no representan ni en 1% a la realidad del mercado.

Debemos entender ahora si no, lo vamos a hacer más adelante con sufrimiento, que tanto AdSense como el resto de las plataformas de marketing para un sitio web con suerte si pueden generar algunos dólares para mantener al fundador, pero muy difícilmente a empleados para desarrollar una gran empresa a largo plazo.

El desafío está en generar valor agregado para nuestros clientes a través de una solución real y concreta por la cual estén dispuestos a pagar para tener acceso a la misma.

4. Procesos, procesos y procesos

Una vez que nuestro emprendimiento está enfocado en una solución necesaria y comprobada para el cliente, ahora sí necesitamos escalar hacia el objetivo de crear una gran empresa, ahora sí nos debemos enfocar entonces en definir procesos.

Es decir, entender como fundadores que no podemos hacer todo, entender que la palabra “delegar” debe ser implementada y que el éxito para el día de mañana está en poder identificar aquellas actividades repetitivas y poder transferirlas.

Para crecer no podemos hacer todo solos, mucho menos ver que nuestro servicio aumenta y los requerimientos empiezan a superarnos. La clave está en encontrar primero aspectos repetitivos, después en diseñar procesos y finalmente designar a un único responsable para que se encargue de implementar con éxito estos procesos comprobados y enunciados.

5. Comprometer a un equipo

El paso final y a su vez el más difícil, está en el armado de un equipo de trabajo multidisciplinario con los roles bien definidos y donde cada uno debe ser responsable por su parte del juego.

Actualmente el “comprometer” es decir, motivar al empleado es una tarea sinceramente muy difícil y que conlleva no solo esfuerzo, sino madurez del fundador. No es algo que aprendemos del día a la noche ni tampoco algo que se aprende 100% de los libros, sino que la práctica y el contexto de cada país, incluso ciudad, tienen mucho que ver (costumbres).

Lo más recomendado y que a nosotros nos dio buenos resultados, fue empezar primero contratando un empleado, estando con el mismo unas semanas, una vez que aprendimos el proceso de entrevistar, delegar y trabajar en conjunto, recién ahí contratamos a otro integrante del equipo y así sucesivamente. Buscando como prioridad, aprender en base a nuestra propia experiencia y conocimiento, con el objetivo de que cada vez que lo hagamos de nuevo iremos mejorando al “Proceso”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario