lunes, 4 de febrero de 2013

Tres ideas para impulsar la cultura pro emprendimiento

Aquí propongo tres ideas para seguir fomentando la cultura pro-emprendimiento con componentes emprendedores e innovadores:

Por:José Ernesto Amorós

1.  Continuar de manera sistemática con los premios al emprendimiento y la innovación.

2. Hacer del emprendimiento algo divertido. Cada vez hay más emprendedores jóvenes y obviamente como buenos jóvenes tienen el dinamismo por dentro ¿por qué no llevar esta energía a programas concretos de promoción del emprendimiento?  Más allá del impacto de las redes sociales, se necesitan jóvenes emprendedores que sean verdaderos evangelizadores de la cultura pro-emprendimiento y que estos lo hagan de forma amena y divertida.   Si creen que la innovación  y el emprendimiento no es algo divertido vean las ocurrencias de la gente de EepyBird quienes se hicieron famosos por sus experimentos con Coca Cola y Mentos (y con el auspicio de ambas respectivas marcas):




Con estas ocurrencias estos emprendedores han logrado hacer grandes campañas para otras empresas ¡Qué feliz que se puso el inventor de los Post-Its! (Y la gente de 3M y OfficeMax ni les cuento).





3. Menos farándula y más emprendimiento. Hacer un “reality show” con emprendedores de verdad para  mostrar  en primera persona el proceso.  Hay buenas iniciativas que ya se han hecho en otros países o se están programando. Pero que este programa que se haga bien hecho, con contenido y mensaje pedagógico; y no solo para ver los chismes y líos personales. Si la farándula vende  ¿por qué no historias de superación, creatividad, innovación y emprendimiento? Nadie puede negar la categoría de “Rock Starts” que muchos emprendedores reconocidos han tenido o tienen como lo fue en su tiempo Steve Jobs o Richard Branson y más recientemente Mark Zuckerberg. Los medios masivos de comunicación también tiene un rol fundamental en crear una cultura pro-emprendimiento. 

Fuente: Guioteca

1 comentario:

  1. Es cierto que tiene que ser divertido, jamás debió ser aburrido, la era industrial lo hizo así, con la cadena de montaje.

    Edward Bach (1886 - 1936) fue un médico británico, homeópata, bacteriólogo y escritor espiritual, más conocido por el desarrollo de una gama de remedios llamados flores de Bach.

    Postuló que la enfermedad era el resultado de un conflicto entre los propósitos del alma y propósitos y acciones de la personalidad. Esta guerra interna, según Bach, conduce a desequilibrios emocionales y bloqueos energéticos, lo que provoca una falta de "armonía", lo que conduce a enfermedades físicas.

    Necesitamos realizar una actividad acorde con nuestras intenciones más profundas, porque de lo contrario el bloqueo y el desperdicio de energía por el estrés e insatisfacción conducen al desánimo muy característico en la actualidad e incluso pueden conducir a la enfermedad y a la muerte.

    Hay alguna actividad en la que cada uno puede sentirse realizado, nosotros le podemos ayudar a encontrar esa actividad, luego de disipar a través de los videos de autoayuda, la nube de creencia impuestas por la educación, que uniformiza las mentes en una dirección común, de cuya presión es difícil escapar solo,

    Nuestro programa ofrece hojas de trabajo que cada interesado debe desarrollar individualmente, para identificar los objetivos que le son más atractivos y la manera en que prefiere lograrlos.

    Aunque este procedimiento puede ser largo, ya que debe volverse consiente de los problemas emocionales y creencias generalmente aceptadas por el sistema político, económico, educativo, religioso, etc. Además, puede significar cambiar de carril a mitad del viaje, lo que puede parecer un atraso, pero este cambio puede ser paulatino, ya que necesitará un soporte mientras realiza el proceso de cambio.

    De todas maneras, ”Más vale tarde que nunca” porque la satisfacción en la actividad desempeñada puede mejorar su salud agregando años de vida y seguramente mejorará su situación económica, lo que no signifique necesariamente volverse millonario, pero siempre que uno realiza algo que le apasiona, logra ser más competitivo.

    ResponderEliminar