lunes, 28 de enero de 2013

¿Puede el emprendedor usar las tecnologías para profesionalizarse?


Sumergidos en pleno siglo XXI no hay duda alguna de que estamos sumergidos en una gran revolución digital. Para muchos considerada como la tercera revolución industrial debido a que la implantación de las nuevas tecnologías está revolucionando el paradigma actual del trabajo. Cada vez son más las empresas que piensan en implementar el teletrabajo, substituir los viajes por videoconferencias y regular los sueldos según objetivos variables, entre otras cosas.

Además, no sólo las nuevas tecnologías están revolucionando el mundo, sino que se presentan como la oportunidad para hacer frente a la crisis. Las empresas o negocios pueden mejorar su productividad y crear empleos vinculados a los nuevos requisitos de la sociedad actual, donde las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) adquieren un papel muy importante. Así mismo, las empresas pueden hacer uso de programas informáticos o aplicaciones que les facilita la tarea de reducir costes y optimizar el tiempo de los recursos humanos como es en el caso de la implantación de la videoconferencia.
Es por eso que los expertos animan a aplicar las TIC para combatir la crisis económica y destacan el papel que tienen los emprendedores en este reto. El problema surge cuando la inversión en tecnología no es asequible para la pequeña empresa o emprendedor. No obstante, el cloud computing ha permitido abaratar muchísimo los costes de muchas de estas tecnologías. Es un ejemplo el sistema de videoconferencias en la nube Oigaa Meeting, de Voz Telecom, que ofrece tarifas ajustables al uso del sistema e incluso posibilita el uso de sistemas de videoconferencias en la nube sin la necesidad de instalar equipos especiales y usando los dispositivos informáticos que actualmente se tengan. De esta manera el ROI se percibe en pocos meses y el negocio puede crecer debido al ahorro de costes de transporte y a la posibilidad de ampliar horizontes geográficos. Al fin y al cabo la tecnología está al servicio de las personas y no al revés, hemos de aprender a adaptar las nuevas herramientas y aprovecharlas para cumplir los objetivos.
Es un buen ejemplo el caso de Tevisito Tefelicito, una peculiar iniciativa de animación infantil que ofrece felicitaciones, talleres y espectáculos de payasos a través de la videoconferencia. Su fundador fue un emprendedor que tras perseguir sus ideales descubrió que las nuevas tecnologías le podían ayudar a gestionar de manera más rentable su negocio. Os dejamos un vídeo
(http://www.youtube.com/watch?v=6vxm2dLH76o) para que sea de inspiración para todo buen emprendedor.
           
Más información sobre Casos Oigaa Meeting en http://blog.videoconferencia.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario