jueves, 28 de junio de 2012

Las 7 lecciones para emprendedores de la Selección Española en la Eurocopa 2012


Siempre que veo deporte me gusta fijarme en lo que de su práctica uno puede aplicar en el día a día en la empresa. Cuando se tiene la oportunidad de poder contemplar a los mejores de una especialidad, son muchas las enseñanzas que se pueden aprender, para luego integrarlas en nuestra manera de trabajar.

1. La imaginación es un recurso que no se puede olvidar: dicen que uno de los mayores hándicaps de la selección en esta Eurocopa es que no dispone de un 9 claro. Pero hay otros recursos y eso lo sabe el entrenador, Vicente del Bosque, quien ha usado la imaginación para buscar nuevas opciones que permitan suplir esa carencia. En la empresa, parece que a veces se nos olvida usar la imaginación y buscar los caminos que la innovación abre a los emprendedores.

2. La experiencia de Xabi Alonso es un grado y la juventud de Jordi Alba es una bendición: combinar experiencia y juventud en un equipo de trabajo incrementa las probabilidades de lograr el éxito empresarial. El ímpetu y el empuje de los más jóvenes, apoyado en los pilares de la experiencia, pueden llevar a las cotas más lejanas a cualquier proyecto empresarial.

3. Nadie es imprescindible en un equipo: la baja de David Villa fue muy cuestionada, aunque el propio jugador se autodescartó por no haber superado a tiempo la lesión que le apartó de la práctica del fútbol en los últimos meses. Incluso habiendo cubierto ese puesto con jugadores que no están a su mejor nivel, la selección puede ganar o perder sin notar la ausencia de este jugador. En un proyecto empresarial, sucede lo mismo, el éxito o el fracaso no dependen de una persona, aunque a veces cueste asumirlo, sino de hacer bien el trabajo.

4. Si las cosas no salen a la primera, hay que seguir intentándolo: la selección española tuvo un debut algo complicado, en un partido inicial en el que fue perdiendo ante Italia y que hizo saltar las alarmas. Tras remontar y lograr el empate, luego encadenó dos victorias consecutivas que le llevaron a ser primero de grupo y le dejan con opciones de lograr todo. La clave está en ver las cosas siempre con una perspectiva global y ser conscientes de que el resultado de un proyecto se debe evaluar cuando se acaba.

5. Hay que ser muy paciente: en cualquier empresa que se afronte, la paciencia es fundamental. Saber esperar al momento adecuado para hacer cada tarea, saber cuando hay que moverse o estar quieto. No solo saber serlo, sino que además lo parezca y que nadie pueda decir o pensar lo contrario.

6. Hay que jugar “con lo que hay”: no se puede pretender disponer de los mejores recursos, no se puede esperar a que lleguen refuerzos, ni esperar a estar en el mejor momento. Los emprendedores deben sacar el McGiver que llevan dentro para apañárselas como puedan y sacar el trabajo adelante.

7. Es muy importante marcar el ritmo: siempre que se pueda, se debe tratar de fijar el ritmo de un proyecto. La selección toca el balón marcando la pauta al equipo contrario, el cual corre detrás del balón mientras la Roja busca el mejor momento para atacar. En la empresa, con los clientes y proveedores, es igual de importante tener capacidad para saber marcar el ritmo de cualquier operación. Las probabilidades de éxito aumentan.

Conclusiones

Ser conscientes de que en la vida nunca se dejan de aprender cosas nuevas es una actitud que siempre da buenos resultados. En cualquier lugar se puede encontrar la clave para hacer las cosas de otra manera y obtener mejores resultados, solo hay que estar atento y tener inquietud, así como ganas de seguir peleando independientemente de la edad.

El deporte, como ya dije en más de una ocasión, es uno de mis lugares favoritos para encontrar lecciones que aplicar en otros planos de la vida, sobre todo en la profesional. El trabajo en equipo, la alta competencia entre diferentes bandos, lleva a una innovación permanente que hace que los equipos evolucionen, apareciendo constantemente nuevas maneras de hacer las cosas.

Fuente: Blog de Sage

lunes, 25 de junio de 2012

Las Excusas a la hora de Emprender y como NO hacerles caso


Ante un nuevo emprendimiento algunas de las escuxas más frecuentes son:

Falta de motivación
Falta de seguridad o confianza en ti misma
Falta de experiencia o conocimientos
Falta de tiempo


¿Cuál de estas excusas te pones tú para no empezar? Para empezar algo nuevo lo más importante es sólo una cosa: querer. Cuando realmente quieres hacer algo, no hay nada que te pare. Aunque tengas miedo, aunque creas que no sabes lo suficiente, sigues adelante. Y una vez has dado el primer paso y llevas parte del camino recorrido, si miras para atrás te das cuenta de que:

1. Tu visión es lo que te mantiene motivada. No necesitas una motivación especial para empezar. Si la tienes perfecto y si no, llegará a medida que vayas avanzando y logrando cosas. Lo que de verdad importa es que tengas en mente qué es lo que quieres conseguir y por qué es importante para ti.

2. Es difícil tener seguridad en ti misma al principio. Pero al igual que con la motivación, a medida que avanzas y aprendes cada vez tienes más confianza en ti misma. Cada vez aprendes más rápido y te das cuenta de que lo que de verdad marca la diferencia y genera resultados es actuar, implementar lo que sabes cuanto antes. Formarse es importante, pero hacerlo indefinidamente como excusa para no empezar (porque tienes miedo de no estar a la altura) no te va a llevar a ningún lado. Hasta que no empiezas no te das cuenta de que estás sobradamente preparada y lo que te falta lo aprendes o contratas por el camino.

3. Cuando sabes el “qué”, el “cómo” aparece. Es una de las partes más agradables de atreverte a empezar algo nuevo. Cuando sabes qué quieres pero no cómo lo vas a lograr y aún así tomas la decisión de ir a por ello, entonces el cómo se va presentando poco a poco. A lo mejor te gustaría tener tu propio blog pero no tienes ni idea de cómo empezar y, de repente, te llega al correo el artículo “Cómo empezar tu blog en 3 pasos”. O te decides a empezar tu propio negocio y ves un anuncio de un coach o consultor especializado en emprendedores. Los más escépticos no os creeréis esto, pero pasa. Ya lo dice el refrán “Cuando el alumno está listo, el maestro aparece”. ¿La explicación “científica”? Cuando te centras en algo empiezas a notar cosas que antes te pasaban desapercibidas. Seguro que habías recibido un montón de mensajes sobre blogs, pero ni te diste cuenta porque no era tu objetivo. Ahora que lo es, empezarás a encontrar lo que necesitas para avanzar.

4. Cada uno saca tiempo para lo que quiere. Si no tienes tiempo es que no te interesa sacarlo. Es una cuestión de compromiso. No tienes por qué hacerlo tampoco, puedes seguir como estás. Pero si realmente quieres cambiar, ¿qué puedes hacer hoy mismo para sacar tiempo?

Fuente: DeGerencia

jueves, 21 de junio de 2012

Emprendedores, 3 Consejos para escapar del perfeccionismo


1. No intentes hacer algo bien de una tacada. Limítate a seguir intentándolo. No escribas un libro, escribe una página. No crees una presentación entera, empieza con una diapositiva, Los pequeños progresos te permitirán tener éxito más a menudo, lo que te dará más confianza.

2. Haz lo que te parezca bien, no lo que les parece bien a los demás. Siempre tenemos que leer, escuchar y aprender de los demás, pero luego hay que dejar todos los consejos de lado y esforzarnos por ser lo ‘suficientemente bueno’. El secreto de la perfección no es hacerlo bien, sino hacerlo a menudo.

3. Escoge con inteligencia a tus amigos y a tus compañeros de trabajo. Las críticas son útiles siempre y cuando se hagan con cariño e intención de ayudar, pero en cuanto a las que provienen de los celos, la inseguridad o la arrogancia, o de personas que no nos conocen de nada, lo mejor es ignorarlas.

Fuente: Emprendedores

lunes, 18 de junio de 2012

¿Cuánto debe ganar un emprendedor?

Si no te asignas un sueldo cuando pongas en marcha tu empresa, no lo harás nunca. Pese a que los comienzos son complicados, marcar una retribución desde los inicios, aunque sea modesta, es básico para no desviar la atención a otros asuntos que no sean el crecimiento de tu empresa. De lo contrario, puedes caer en la tentación de buscar ingresos por otras vías y abandonar un proyecto ganador.

José Manuel Íñiguez, director de una empresa dedicada a la creación de videojuegos desde 2009, tiene muy clara la respuesta: “El emprendedor tiene que asumir que en los inicios reducir o, directamente, eliminar su sueldo en favor de otros gastos importantes como el equipo informático, los salarios de los trabajadores y los gastos de estructura es algo imprescindible”. 

Este nuevo empresario recuerda que no tuvo sueldo durante el primer proyecto, trabajando sin descanso: “Cuando la empresa recuperó la inversión y con vistas a continuar teniendo ingresos, me puse un salario mínimo. De todos modos, es el primer gasto que suprimiría en caso de ser necesario”. El ejemplo de Íñiguez refleja la realidad de muchos emprendedores que sacrifican su sueldo por una apuesta absoluta por su proyecto. Pero no deja de ser una postura que, si no existe un sólido respaldo económico, puede minar el futuro de una buena idea.

David Alva, presidente de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje), no tiene ninguna duda: “El emprendedor debe ponerse un sueldo cuanto antes, de lo contrario no lo hará nunca”. Esto fue lo que hicieron Juan Marí, Juan Lago y Elías Alonso, artífices de Favmonster, una herramienta social que filtra contenidos en Internet. Arrancaron la empresa en septiembre de 2011 y desde el comienzo se asignaron una retribución: “Al comienzo los sueldos deben ser bajos, pero, son imprescindibles. El emprendedor debe estar centrado en su empresa al cien por cien sin preocuparse en exceso por su sustento, porque esto puede perturbar el futuro de la empresa. Si dispones de recursos, contar con un sueldo de manutención es clave para no acudir en busca de otros ingresos”.

Rafael Barrilero, experto en retribución y socio de Mercer, asegura que “cualquier emprendedor debe tener una retribución acorde con su función y conforme al mercado”, aunque reconoce que en estos casos se aplican sistemas de compensación más creativos: 

“Los fijos suelen ser más moderados, mientras que el variable debe ser más ambicioso por la ilusión que apareja un éxito a futuro”.

Si tienes cierto pudor para marcar tu salario, estas recomendaciones pueden ayudarte a solventar ese problema y centrarte en tu negocio.

El proyecto es lo primero... pero si no tienes cubiertas tus necesidades básicas no podrás enfocarte y dedicar el máximo de tus esfuerzos en hacer que funcione tu empresa. Rafael Alcalde, fundador de Jaratech, sabe que éste es uno de los riesgos iniciales que es preciso tener en cuenta cuando se pone en marcha una empresa: “Necesitas esos fondos mínimos que te ayuden a aguantar hasta que los clientes comienzan a generar cash”.

Sueldo moderado. En la fase inicial, el objetivo de una organización es captar talento e inversores. Recuerda que el sueldo que te asignes debe ser un ejemplo, tanto para los empleados como para los business angels u otros inversores interesados en hacer una aportación económica a tu negocio.

Soy el único accionista. Carlos Delgado es experto en retribución y hace años que fundó su propia consultora, Compensa Capital Humano. Asegura que es importante diferenciar el caso de ser o no accionista único. “En la primera opción, al gozar de máxima flexibilidad, lo habitual es tener un sueldo muy bajo. De lo contrario, si se capitaliza la sociedad para pagar el sueldo del socio, fiscalmente es poco atractivo”. Si son varios socios, “la retribución estaría por debajo del mercado, pero manteniendo siempre una equidad en función del puesto de trabajo que estemos desarrollando en la start up”.

Compensación total. En los comienzos, si no cuentas con una capacidad financiera suficiente, la compensación total es la alternativa para ti y tus empleados. El reto profesional, las grandes oportunidades de formación y desarrollo, y la libertad de movimientos fuera de las estructuras tradicionales son determinantes. Véndelas a tus empleados pero sin perder de vista el factor económico. De los retos y la ilusión no se come.

Entrega de acciones. Algunos emprendedores adoptan esta vía para comprometer a sus empleados, pero... ¡cuidado! La incorporación de un socio hay que meditarla y, como recuerda el presidente de Ceaje, “los aliados más leales pueden defraudar en la fase de consolidación empresarial. Nada sale más caro que un mal socio. En los inicios, la mejor manera de retribuir a los empleados es con sueldos moderados y acordes con su productividad. Ellos deben ser los primeros en cobrar, luego el emprendedor. La peor opción es convertir en empresario a alguien que no quiere serlo como forma de compensación”.

Sin embargo, algunos emprendedores piensan que es una buena salida por los beneficios que supone para el proyecto. “Obliga a una gestión transparente hacia el colaborador. No es una relación jefe empleado. Es una manera de vincular a los colaboradores y hacer ver que las responsabilidades son claras y el fin es compartido”, señala Rafael Alcalde. José Manuel Íñiguez opina lo contrario: “Sólo admitiría a socios con un nivel de entrega y compromiso igual. 

No haría accionistas a personas para conseguir su compromiso”.

Contrato mercantil. Para Rafael Garrido, fundador y CEO de VitaminaK –sociedad de capital riesgo que invierte en empresas de base tecnológica–, cuando la organización recibe la primera ronda de financiación “el emprendedor debería tener un contrato mercantil con la compañía para reducir los costes salariales de la misma. Y como es posible ser autónomo, existe una cifra estándar de 3.000 euros al mes que nunca debería sobrepasar, al menos durante los primeros 18 y 24 meses de la vida de la start up”. Añade que “si la compañía sigue recibiendo financiación, apostamos porque el salario del emprendedor se vaya acercando en la medida de lo posible a un salario de mercado”.

Flexibilizar los costes. En el caso de una ampliación de capital, los emprendedores saben que los inversores son reacios a que parte de su desembolso se destine a la retribución de personal. Alcalde dice que “quieren ver que sigues sacrificándote y tan fiel a tu proyecto que eres capaz de esta austeridad”. Por esta razón, flexibilizar los costes fijos es una obligación para el nuevo empresario. No obstante, Joan Torrent, director de UOC Business School, advierte de que lo que hay que adaptar es la organización: “Una empresa no puede funcionar sin flexibilidad. Lo mismo pasa con los freelance. En la empresa innovadora la retribución se realiza a través de los resultados. De esta manera, el empleado puede establecer sinergias con otras dedicaciones. El asalariado fijo está desapareciendo y éste es el instrumento para innovar”.

Fuente: Expansión

jueves, 14 de junio de 2012

Las 7 claves para ser el mejor directivo


1. Da a conocer tus valores personales. Demostrar los valores en pequeños actos con todos todo el tiempo.

2. Escuche las sugerencias, opiniones e ideas. Los directivos que no valoran lo que su equipo piensa, aplastan la motivación. Como un líder, es su trabajo propiciar una atmósfera en la cuál las personas se sientan libres de expresarse. Esté abierto a todas las perspectivas. Explore cada lado de una propuesta antes de tomar una decisión. Esto muestra que respeta los puntos de vista de todos y genera confianza.

3. Si impones nuevas reglas, sé el primero en acatarlas. Practica con el ejemplo y haz lo que exiges a otros.

4. Eficacia personal: se enfoca en lo valioso, prioriza, reclasifica las metas.

5. Creatividad e innovación: las ideas se han convertido en la materia prima de los proyectos exitosos, pero no son más que eso, materia prima. Después de la creatividad e innovación falta la ejecución. Se debe crear e innovar pensando en la ejecución desde un principio.

6. Ser el entrenador del equipo: aconseja, observa cosas que se pueden mejorar, comparte experiencias pasadas generosamente.

7. Conciencia social: el proyecto contribuye a la organización, la organización contribuye a la sociedad. Si esos tres elementos (proyecto, organización, sociedad) no están alineados, ¿para qué se trabaja? satisfactorio es poder compartirlos con la comunidad.

Cualidades que sin duda debe tener un buen directivo, para poder desarrollar todas las cualidades necesarias, la  ESIC Bilbao organiza este año en colaboración con la Cámara de Comercio  el Máster en Dirección de Empresas Executive (EMBA).  

Una forma de desarrollar todo tu potencial, de poder alcanzar tus metas profesionales y convertirte en un experto de la alta dirección. Todo aquello que necesitas para explotar tu talento y aprender las claves para llegar a ser un buen directivo, la oportunidad que estabas esperando!
El Máster en Dirección de Empresas que se imparte en ESIC aporta a profesionales y directivos los conocimientos necesarios para forjar a los mejores profesionales del mundo empresarial.

Con el Programa de desarrollo profesional ESIC Impulsa, Podrás beneficiarte de:

· Financiación de hasta 5 años
· Asesoramiento profesional personalizado
· Activación de la bolsa de trabajo de ESIC
· Plan de Becas


lunes, 11 de junio de 2012

5 Claves para montar un comercio online


Lo ideal para empezar

La opción más sencilla son los sistemas SaaS, con herramientas del tipo Shopify, Xopie, Tiendy o Palbin. “Su ventaja es que puedes disponer de una tienda online operativa en cinco minutos. No necesitas alojamiento para el comercio ya va todo incluido en el paquete de servicios que ofrecen. Además, el coste por mes suele ser barato, empezando en unos pocos euros al mes”, explica José Carlos Cortizo, CTO de BrainSins.

El lado negativo de esta elección es que ofrecen poco margen para modificar y adaptar tu tienda. Podrás cambiar algunos elementos de diseño, pero al introducir alguna funcionalidad nueva, es posible que la plataforma no disponga de ella; tienes que ajustarte a las que ofrezca cada una.

Otra clave fundamental tiene que ver con tus previsiones de crecimiento a largo plazo. “Con estas herramientas tienes muy poco margen para crecer. Si las cosas te van muy bien, tendrás que acabar migrando a un CMS (editor de contenidos) o un desarrollo propio, y ese proceso puede ser muy complejo y con pocas facilidades por parte de estas plataformas”, añade Cortizo.

Para este experto en tecnología e-commerce, los sistemas SaaS son una buena elección “para una primera prueba inicial, en negocios tradicionales de tamaño pequeño/mediano que no tienen recursos pero quieren probar el online, o para negocios en la Red que preveamos que van a ser pequeños o con un ciclo de vida muy corto, una tienda pop-up, por ejemplo”.

Plataformas abiertas

La siguiente alternativa es recurrir a plataformas open source (o de código abierto) como Magento, Prestashop, osCommerce y ZenCart, las más utilizadas en España. Son herramientas gratuitas que permiten desarrollar, a partir de ellas, soluciones a medida. A su favor tienen “la flexibilidad y facilidad de adaptación, ya que si dispones del código fuente puedes hacer las modificaciones pertinentes para adaptarlas a tus necesidades. También la rapidez, ya que no empezamos de cero. Y el ahorro de costes, siempre hay alguien que ha tenido las mismas necesidades que tú y ha creado algo parecido”, puntualiza Ignacio Riesco,

CEO de Interactiv4.

“Otra ventaja fundamental es que cuentan con comunidades de desarrolladores bastante importantes (particularmente, Magento), así como muchos plugins y herramientas que nos permitirán mejorarla. En definitiva, resultará fácil irles añadiendo funcionalidades y adaptando el comportamiento de la plataforma según vaya creciendo el negocio”, comenta Francisco Carrero, socio y CEO de Brainsins. ç

Si continuamos con las ventajas puramente técnicas, otra clave a su favor es que en España existen muchas desarrolladoras expertas en estas tecnologías, lo que te va a facilitar el mantenimiento o desarrollos futuros necesarios si no cuentas con un equipo propio para hacerlo. En definitiva, con esta elección no eres cautivo de tus proveedores, como puede suceder con las soluciones a medida.

Pero también tiene sus desventajas. Entre otras, y como señala Cortizo, “que estos CMS están enfocados a comercios tradicionales, por lo que resulta más complicado adaptarlos a modelos de negocio que se salen de la norma (como el modelo de suscripción). Aunque la puesta en marcha se pueda hacer con pocos recursos (para probar), a medio plazo siempre hay que invertir recursos en hacer un buen diseño, adaptar la tienda, etc. Al final, mirando el medio-largo plazo, la inversión total es similar a la de un desarrollo propio. Son, en definitiva, plataformas recomendadas para comercios al uso o tiendas de tamaño medio sin necesidades particulares”.

Traje a medida

En el otro extremo estarían las tiendas que utilizan una herramienta desarrollada a medida; es decir, creada en exclusiva para un comercio concreto por parte de una empresa especializada. “Su principal ventaja es que se adapta totalmente a tu negocio, sin darte ni más ni menos de lo que necesitas. A veces el tener más funcionalidad de la necesaria (como te ofrecen muchos CMS), hace más compleja la operativa diaria y se requiere un mayor nivel de formación para utilizar el sistema. Con el desarrollo a medida, puedes tener una plataforma más simple de usar”, explica José Carlos Cortizo.

Abel Muiño, cofundador de 1uptalent.com, recomienda recurrir a este tipo de soluciones “cuando el producto sea tu hecho diferencial, innovando sobre la competencia y asumiendo un cierto riesgo al perseguir la innovación. El 90% de las empresas que pasa de un modelo offline a online no tienen la necesidad (ni tampoco el presupuesto) para un desarrollo a medida. En estos casos, sin duda lo ideal es buscar un SaaS que se adapte a su forma de trabajo”.

Y dentro de las empresas que ya operan en Internet, “los desarrollos a medida son recomendables para negocios que tengan necesidades concretas, que no sean comercios tradicionales. Sitios como Sindelantal o Mumumio, que tienen una operativa muy particular, necesitan desarrollar su propia plataforma porque adaptar un CMS a sus necesidades resulta más complejo y caro que crearlo desde cero”, asegura José Carlos Cortizo.

La inversión inicial necesaria para poner en marcha una plataforma a medida es mayor que las otras opciones, aunque también depende de cada proyecto, “y de la visión de la pyme. Nuestra experiencia es que los desarrollos de tres meses, que cuestan unos 30.000 euros, funcionan bien”, asegura Muiño. Claramente, una inversión inicial importante para una pyme, pero conviene recordar que a medio-largo plazo los costes serán equivalentes a los desarrollos basados en herramientas de código abierto.

En cuanto a las desventajas de los desarrollos a medida, para Cortizo, la principal “es que tienes un mayor nivel de dependencia con la persona o empresa que te desarrolle la tienda”.

De hecho, tan importante como escoger la herramienta adecuada es elegir correctamente la empresa que vaya a desarrollar cualquier aplicación. Sea una adaptación de las plataformas de código abierto o un traje a medida. “Las pymes invierten un dinero para hacer un proyecto que formará parte de su cuenta de resultados. Es importante contar con el partner adecuado. Desarrollar la tienda y ponerla en marcha, es sólo el principio. Lo importante viene después”, advierte Ignacio Riesco.

Claves para no equivocarte

Antes de plantearte qué tipo de tecnología escoger, tienes que tener bien definido el negocio para determinar tus necesidades. Es el momento de hacerte algunas preguntas. ¿Eres un comercio tradicional?

¿Necesitas estar conectado con tus sistemas de gestión de almacén o con tu ERP?¿Necesitas conectar la parte online con la offline? Estas variables son clave a la hora de ver qué herramienta se ajusta mejor a tus necesidades.

Además, “debes plantearte un roadmap de tu tienda en los próximos meses, con una serie de hitos. Determina qué tipo de tecnología se adapta mejor a cada hito, tanto en prestaciones como en recursos. Si tienes muchas dudas de la viabilidad del negocio, puede ser buena idea empezar por experimentar con soluciones tipo SaaS y luego migrar a un CMS o desarrollo propio. Si tienes más clara la viabilidad del proyecto, dispones de capacidad técnica o de recursos para contratar un desarrollador, entra directamente con un Magento (u otro CMS), para evitar tener que migrar de la solución SaaS al CMS; un camino obligado que termina siendo un proceso costoso en tiempo y recursos”, recomienda José Carlos Cortizo.

Otra idea fundamental es tener claro que “la tecnología es una parte más dentro de un todo que incluye muchas partes. No empieces por la tecnología, sino por la parte del negocio. Hacerlo al revés es como empezar la casa por el tejado”, continúa Cortizo.

Fuente: Emprendedores

jueves, 7 de junio de 2012

Empresario, 5 maneras de acabar un negocio abierto al público


En nuestros tiempos todos los negocios enfrentan una competencia cada vez más numerosa y mejor preparada. Simultáneamente, los medios electrónicos sumados a los dispositivos móviles y las redes sociales, permiten que los consumidores nos comuniquemos y expresemos nuestras experiencias, buenas y malas. Por esta razón, resulta necesario incorporar las mejores prácticas, o en este caso, dejar de lado algunas prácticas que resultan dañinas para todo establecimiento abierto al público. He aquí cinco de ellas que necesitas evitar, si lo que se quiere es permanecer en el mercado.

No aceptes tarjetas bancarias

Una de las políticas más frustrantes es el molesto condicionamiento al pago con tarjetas de crédito o débito, por ejemplo: “si no compra más de x cantidad, no puedo aceptarle tarjeta”. La bancarización es un fenómeno irreversible en nuestros días. Inclusive, se están experimentando nuevos mecanismos de pago a través de celulares y otros dispositivos móviles.

El no cobrar con tarjeta bancaria tiene implicaciones más allá de pagar comisiones o impuestos: te hace perder clientes. Estos clientes podrían haber comprado una y otra vez en tu establecimiento, generándote un ingreso mayor por compras recurrentes o clientes referidos. Ofrece a las personas siempre todos los mecanismos de pago posibles. Entre más opciones de pago tengas, menos objeciones presentará el cliente al momento de decidir su compra, y más venderá tu negocio; entre menos opciones de pago, menores serán sus compras y menores tus ingresos, así de simple.

Emplea a tu enemigo

Muchos empresarios hacemos un pésimo trabajo de selección de personal cuando elegimos a las personas que atenderán a nuestros clientes. Cualquier individuo que por razones del puesto deba tratar con la clientela debe tener un perfil “orientado a las personas” es decir, le debe gustar tratar con la gente y servir a los demás. Ahora, hay personas que no tienen actitud de servicio y esto no está mal, simplemente no son los adecuados para este tipo de puestos. ¿Cuántas veces nos ha sucedido que una persona a cargo de algún establecimiento no nos saluda al entrar, hace poco contacto visual con nosotros, no sonríe y hasta parece que no quiere que compremos nada para no incomodarlo? Este tipo de personas alejarán a tus clientes rápido, muy rápido.

Como ejemplo de la importancia que tiene contar con actitud de servicio, hablemos del caso de Starbucks. Con 40 años en el mercado y más de 17,000 sucursales a nivel mundial, Starbucks es una de las marcas más exitosas de nuestros tiempos. Llama la atención su misión con respecto a sus clientes.

El texto a la letra dice: “Cuando nos entregamos de lleno a lo que hacemos nos relacionamos con nuestros clientes, reímos con ellos y les levantamos el ánimo, aunque sea por un instante. Es cierto que comenzamos nuestro trabajo con la promesa de una bebida preparada a la perfección, pero es mucho más que eso. En realidad se trata de relacionarnos con las personas.” Starbucks cree firmemente que el éxito de su negocio no es en realidad la calidad del café, sino el establecer relaciones con las personas. Sin duda, su filosofía ha sido exitosa.

Genera inconsistencias entre tus sucursales

La idea de contar con múltiples sucursales va más allá de la generación de ingresos, sino darle al consumidor más ubicaciones para adquirir tus productos, según su conveniencia. Sin embargo, al tener varios puntos de venta pueden existir inconsistencias que confundan o molesten al cliente, entre ellas:

No vender los mismos productos en todas las sucursales
No respetar las horas de apertura y cierre
Tener diferente calidad en los productos o una experiencia de compra distinta
Precios dispares en sucursales de la misma plaza

El modelo de franquicias, que es uno de los modelos de negocios más exitosos en nuestros tiempos, le da gran importancia a la estandarización en los productos, a la imagen del local y a la experiencia de compra, buscando que estas no varíen entre sucursales. Muchas marcas han confirmado que mantener la experiencia en todas las ubicaciones es un factor clave del éxito: mismo producto y misma experiencia, aquí y en China.

No hagas publicidad

Si eres de los empresarios que cree que el producto se vende sólo y que hacer publicidad es repartir volantes a la redonda o pegar panfletos en los postes… estás viviendo en el siglo pasado. La competencia a la que nos enfrentamos en nuestros días nos obliga a diferenciarnos de los demás, a destacar entre la multitud haciendo cosas diferentes.

Todos los negocios necesitan mercadotecnia y publicidad. Hoy en día, un local abierto al público debe invertir (de manera enunciativa más no limitativa) en mejorar la imagen de su local comercial, hacer campañas en revistas zonales, establecer programas de lealtad (las tarjetitas de descuento por ser cliente frecuente sí funcionan) y sobre todo, en utilizar al máximo los medios electrónicos y el Internet: redes sociales, publicidad en dispositivos móviles, videos en YouTube, entre otras cosas. Recuerda que hacer publicidad pagará con creces y no hacerlo… también.

Dile siempre que “NO” a tu cliente

NO estará a tiempo, NO quedó bien, NO se va a poder, NO lo tenemos disponible, NO lo pudimos conseguir, no, no, no... cada vez que dices “NO” estás matando a tu negocio, cliente por cliente. Todos los consumidores buscamos ser atendidos con amabilidad, prontitud y profesionalismo. Queremos sentirnos satisfechos con los servicios que adquirimos, felices si es posible.

Tener a la mayoría de los clientes satisfechos no es tan difícil aunque a veces lo parezca. La forma de hacerlo es crear procesos estandarizados en todas las áreas clave del negocio, que eviten problemas, aseguren la calidad de nuestros productos y garanticen experiencias positivas, vez tras vez.

No me cabe duda que en el futuro sobrevivirán las mejores empresas, las que realmente se preocupen por incorporar las mejores prácticas. La creciente competencia y una clientela cada vez más informada y exigente, se encargará de liquidar a los demás. 

lunes, 4 de junio de 2012

3 Consejos para tomar decisiones éticas en la empresa


Las decisiones éticas empresariales requieren de paciencia y minuciosidad, para llevar a cabo investigaciones, análisis de informaciones y la adquisición de opiniones de fuentes independientes, si es necesario. Las decisiones éticas son más fáciles cuando una empresa tiene políticas de ética estándar ya existentes.

Sin embargo las políticas de ética, son confusas, inequívocas, o rara vez se aplican a la conducción de los problemas. Un gerente que tomará una decisión ética debe tomarse el tiempo que necesite para hacer una clara y bien informada decisión.

Revise las políticas existentes de la compañía. Estudie las políticas de la empresa y haga frente ante aquellas situaciones en las cuales las políticas éticas de la empresa  no pueden entrar a juego. Investigue acerca de las generalidades de las políticas éticas empresariales visitando los sitios web de sus competidores o póngase en contacto con asociaciones de comercio relacionadas a su negocio con el fin de compartir ideas éticas empresariales.

Hable con todas las personas involucradas en la decisión ética que está considerando. Esto puede requerir hablar con un empleado acusado de una violación ética, tal como aceptar entradas gratis para los eventos deportivos de un vendedor  (una violación directa de la política de la empresa). En este caso, hable con el empleado que supuestamente recibió el billete, el proveedor que le suministra, y si es posible, la persona que reportó la violación. Compruebe si hay pruebas contundentes de que los boletos fueron aceptados a cambio de un trato favorable con el vendedor.



Pídale a alguien fuera de la empresa que le ayude a revisar otras situaciones con respecto a la ética empresarial. Por ejemplo, usted puede sentir la presión de un cliente corporativo para reducir los costos de ciertos productos que se venden rápidamente. La única manera de que usted pueda lograr reducir los costos es reducir la calidad sin dejar de anunciar que el producto es uno de los mejores en su clase. Por un conflicto como éste debe consultar con un especialista en ética en una universidad local o con cualquier veterano profesor de enseñanza. Un especialista en ética es alguien que se especializa en la ética.

Si es necesario, busque asesoría de otros miembros de su equipo, así como sus compañeros y mentores fuera de la empresa. Continúe la entrevista laboral y la revisión de las fuentes de materiales hasta que sienta que no haya más preguntas que no ha analizado correctamente. Luego tome una decisión ética empresarial.

La importancia de la ética empresarial radica en poder llevar a cabo acciones que son beneficiosas para cada una de las partes involucradas en la organización. Es necesario poder ampliar y verificar los conocimientos que tienen la mayoría de los trabajadores, esto con el fin de medir el conocimiento actual que tienen los empleados para poder evitar accidentes y mantener la seguridad en el sitio laboral.