lunes, 7 de mayo de 2012

Emprende tu negocio sin miedo a la competencia


“Es que ya todo está inventado”. Seguro que has oído esta frase más de una vez e, incluso, quizás, te la aplicas a ti mismo cuando otras personas te animan a que emprendas un negocio. Si es así, ¡quítatela de la cabeza!

Es cierto que hay una gran variedad de empresas en la actualidad, algunas de ellas muy originales y diferentes, pero esto no tiene que desanimarte. De hecho, a veces no hace falta una idea brillante para tener éxito. ¿Acaso no había ya tiendas de ropa cuando se inventó Inditex?, ¿no existían supermercados cuando apareció Mercadona? ¡Pues claro que sí! Lo que ocurre es que ellos han sabido encontrar ese punto diferenciador que les ha hecho convertirse en empresas de enorme éxito. ¿Quieres saber cómo tú también puedes conseguirlo? Aquí te damos algunos trucos. ¡Ánimo y a emprender!

No es imprescindible inventar

Hay muchos emprendedores que piensan que solo puede tener éxito un negocio totalmente innovador. Es evidente que la innovación puede hacerte tener un gran éxito, pero no es, para nada, imprescindible. A veces basta con coger algo que ya esté inventado y darle una vuelta. ¿Crees que no existían tiendas de café cuando apareció Starbucks? Pues claro que existían, lo que pasa es que esta empresa supo hacer algo diferente y convirtió el beber café en toda una experiencia para los sentidos. En la actualidad, ya hay más de 17.000 Starbucks repartidos por todo el mundo. ¡Busca ese punto que te haga ser excepcional!

Conoce a tus clientes

Conocer qué quieren las personas y qué necesitan es vital para que un negocio tenga éxito. Fíjate en Chris Stevenson, un entrenador que abrió un centro de fitness en plena crisis y en un lugar donde ya había multitud de gimnasios. Aún así, ahora su centro, Stevenson Fitness, es un gran éxito. ¿El motivo? Pues su cercanía, su confianza y el alejamiento del esnobismo que caracteriza al resto de centros de la zona. Y es que con su eslogan Your community, your gym (Tu comunidad, tu gimnasio) ha sabido ofrecerle a la gente lo que realmente quería y se ha convertido en un emprendedor de éxito.

¡No reduzcas demasiado!

Hay empresas que intentan diferenciarse de la competencia disminuyendo sus precios al máximo. Pero, ¿qué pasa después? Pues que muchas de ellas no pueden afrontar los gastos y, aunque tienen muchos clientes, acaban en la ruina por no poder pagar todos los gastos que conlleva su negocio. ¿Quieres mantener unos precios razonables y a la vez tener multitud de clientes? Una buena idea entonces puede ser ofrecer determinados servicios que otros no ofrezcan o incluir algo nuevo que te permita dejar los precios como están. Por ejemplo, hay algunas pizzerías que quieren subir el precio de sus platos pero, como saben que así perderán clientes, lo que hacen es aumentar el tamaño de sus platos de pizza y pasta para, así, poder subir un poco su precio pero ofreciendo, a la vez, un mejor producto. ¡Siempre hay una salida!

No tengas miedo de la saturación

En la actualidad, hay muchos mercados que ya están saturados, pero esto no es siempre una desventaja, ya que, si sabes cómo destacar por encima de ellos, convertirás tu empresa en una fábrica de oro, ya que, si hay muchos negocios dedicados a un mismo tema, es porque hay mucha demanda, y si hay mucha demanda hay también multitud de clientes, los cuales se pasarán a tu empresa si esta les ofrece lo que realmente quieren. ¡Diferénciate de los demás!

Como ves, no hace falta tener una idea totalmente rompedora para tener éxito; basta con encontrar ese pequeño punto que te diferencie de los demás. Añádele esto a mucha ilusión y esfuerzo y ¡serás un emprendedor de éxito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario