lunes, 31 de diciembre de 2012

6 razones para emprender en el 2013


Estamos a muy poco de un nuevo año, que en definitiva presenta grandes oportunidades, algunos están temerosos por lo que puede ocurrir y otros toman todo ese temor de terceros como oportunidades para emprender de una forma sencillamente sublime.

Jim Morrison, el ex vocalista de The Doors, decía una frase que resulta aplicar a gran cantidad de personas que están ahí, pensativas, dudosas, sin decidirse a lanzarse a hacer cosas grandes, la frase dice algo así “Tan solo estaba explorando los limites de la realidad. Tenía curiosidad por ver que pasaría. Eso era todo: simple curiosidad”.

Por: Iván Carrizosa


La curiosidad es una virtud, no algo que deba reprimirse como lo hacen comúnmente en muchas escuelas que no incentivan la creatividad. Albert Einstein decía: “No tengo ningún talento especial. Simplemente soy extremadamente curioso”. Curiosidad es una de las características de la creatividad y para ser un gran emprendedor hay que ser creativo.

Hay cientos de personas que están diciendo que el próximo año puede ser nefasto debido a las recesiones económicas de grandes naciones, el daño en el medio ambiente, las continuas movilizaciones en contra de gobiernos; cuando en realidad todo ello se traduce en oportunidades, oportunidades de emprender en naciones que no están en recesión sino en apogeo económico, oportunidades de emprender proyectos ambiental y socialmente responsables que ayuden a recuperar el daño en el medio ambiente y oportunidades para aprovechar proactivamente el uso que hacen las personas masivamente de las redes sociales.

Aquí te van 6 razones para emprender el próximo año:


1. Tomar control de tu felicidad

El trabajo es un actividad central de la vida, por eso es primordial que esa actividad la disfrutes y te sientas recompensado por ella tanto como sea posible.

2. Seguridad Financiera.

Cada vez son mas cortos los periodos de empleo en las empresas convencionales, por distintas razones las personas cada vez tienen menos estabilidad laboral y por ende estabilidad económica, por lo tanto emprender aunque en un principio puede que no te genere millonarias cifras, es motivador trabajar para ti y ganar tanto como tu te propongas

3. Dueño de tu propio tiempo

¿Hay algo mejor que levantarte a la hora que tu quieras y hacer con tu tiempo lo que tu quieras? ¡Eso es libertad! Sé libre y gestiona tu tiempo como quieras, administra tu negocio desde tu Smartphone o laptop, asiste a congresos y foros, tu eres el líder.

4, Hacer del mundo un lugar mejor

No he conocido un solo emprendedor que no tenga ideales. Te lo garantizo, todos los emprendedores tenemos algún ideal y por eso nos lanzamos a emprender. Los ideales varían, por supuesto. Pero tienen una característica en común viéndola a grosso modo: Buscan hacer del mundo un lugar mejor.  Y cada uno tiene una interpretación personal de qué y cómo es un mundo mejor, pero lo importante es que entre más emprendedores haya, mas beneficio socioeconómico puede tener la sociedad

5. Manejo del Riesgo

Como trabajador remunerado no puedes controlar el riesgo, no puedes controlar si continuas o no en la empresa en la que te desempeñas. En tu emprendimiento tienen control total de las actividades productivas y comerciales, eres el responsable de crear una empresa tan cautivadora como Apple o dejarte llevar por las crisis. ¿Tiene riesgo emprender? Claro que si. Pero que es mejor ¿Asumir el riesgo tu mismo o permitir que otros decidan y arriesguen tu seguridad económica por ti?

¿El riesgo de emprender es manejable? Por supuesto que si, depende de que tan preparado estés para asumir cargos administrativos y gerenciales, pero para ello cuentas con fuentes de ayuda como esta página y puedes tomar cursos, seminarios y otros que te ayudan a aprender lo relacionado con la administración general de empresas. De cualquier forma, no tienes que renunciar a tu empleo sin pensarlo, primero organiza y planea todo tu emprendimiento y tan pronto la empresa este funcionando bien y sea sostenible, lánzate a ser autónomo.

6. Deja que tus ideas sorprendan al mundo

SteveJobs manifiesta en varias ocasiones en su biografía, que él no estaba altamente motivado por el dinero sino por hacer cosas brillantes que sorprendieran al mundo y que pusieran a prueba su capacidad intelectual y creativa. No te voy a mentir, emprender puede ser agotador, pero si haces las cosas bien te vas a poder dar cuenta que la recompensa es muchísimo más grande que el dinero, y es ahí cuando te das cuenta que hay cosas Zen que motivan más que la materialidad.

martes, 25 de diciembre de 2012

10 regalos de Navidad para emprendedores


Te presentamos 10 opciones de obsequios ideales para conquistar a los empresarios esta temporada.

1.         Una sesión de spa

Después de un año agitado, lleno de tareas, pendientes y retos probablemente lo mejor que podrían regalarle a un emprendedor es una relajante sesión de spa. Desde un masaje tradicional de una hora de duración hasta un día completo de spa (que incluye varios tratamientos y acceso a áreas como albercas y saunas) éste puede ser el regalo perfecto para un empresario estresado y demasiado ocupado. Los precios van desde $300 hasta $4,000, en hoteles y resorts exclusivos. 

2.         Cajas y archiveros

El lugar de trabajo influye directamente en la productividad de las personas. Y, por ejemplo, tener un escritorio lleno de papeles, post-its y accesorios (como seguramente lo tienes) sólo genera más presión y una sensación de desorganización que disminuye el desempeño laboral.

Por eso, para los emprendedores cuya oficina es un verdadero desastre regalarles divertidos archiveros que se pueden colocar en la pared o cajas decorativas con varios cajones puede ser la mejor opción para iniciar el 2013 con el pie derecho. 

3.         Un curso

El aprendizaje constante es uno de los grandes atributos que distinguen a los emprendedores. Investiga los cursos o clases que podrían interesarle a esa persona y que mejoren sus habilidades como empresario (ya sea relacionado con el negocio, el giro o con algún área específica de la empresa). Otra opción es entregar algún cupón para tomar un curso de alguna actividad lúdica o de entretenimiento, como podría ser de cocina o de manualidades. 

4.         Mini tablet

Muchos emprendedores son amantes de los gadgets, en especial porque encuentran en ellos importantes aliados en el trabajo diario y en el aumento de productividad. Uno de los dispositivos más demandados de esta temporada son las mini tablets, las cuales tienen prácticamente las mismas características que las tablets tradicionales pero con una mejor portabilidad y un menor precio.

Existen varios modelos en el mercado como la Kindle Fire de Amazon (ideal para quienes gusten descargar y leer libros), la Nexus 7 de Google, la Galaxy Tab de Samsung y el iPad mini de Apple. El precio de estos gadgets rondan los $200 dólares.

5.         Máquina instantánea de café

Especialmente en los primeros meses del negocio, el emprendedor pasa largas jornadas de trabajo y noches en vela para lograr los resultados esperados. Para estos empresarios desvelados y que duermen poco, el café es uno de sus mejores compañeros debido a que, además, estimula la memoria y la atención.

Por eso, para ellos uno de los mejores regalos podría ser una máquina que prepare rico café al instante. Puedes encontrar desde las prensas francesas de moda (prepara café más fuerte y también té), o las modernas máquinas de Nespresso o de Dolce Gusto con las que es posible preparar deliciosos cafés en menos de cinco minutos.

6.         Un buen saco

De acuerdo con expertos en moda, un buen saco puede marcar la diferencia entre un look casual y uno formal. Esta prenda es un básico en el clóset de cualquier emprendedor puesto que la puede portar siempre consigo y ponérsela cuando necesite dar una buena impresión, por ejemplo al asistir a alguna cita con un cliente, socio o posible inversionista.

Lo importante en el momento de elegir un saco es escoger la talla adecuada, puesto que debe ser entallado pero no quedar demasiado justo o incómodo. En cuanto al material, éste debe ser de lana en al menos un 50% y tener un color neutro y conservador como negro, gris o azul marino. De preferencia escoge un modelo de dos botones y de manga larga.

7.         Libros

Uno de los regalos que nunca pasan de moda son los libros. ¿Por qué? Porque además de ser útiles y aportar conocimiento, son obsequios personales y de buen gusto. Desde novelas hasta textos de motivación y superación personal, las opciones son infinitas. Una buena idea es regalar libros relacionados con la industria en la que se desempeña la persona, en especial si son de colección o primeras ediciones.


8.         Audífonos aislantes de sonido

La música, en especial la clásica, favorece la concentración y atención, mientras que los ruidos externos son uno de los elementos más distractores. Con este tipo de audífonos, como los de la marca Beats by Dr. Dre, el emprendedor podrá enfocarse únicamente en sus tareas mientras escucha agradable música que motive la productividad.
Dependiendo de tu presupuesto hay varios modelos que ofrecen una buena opción de regalo para los empresarios que se distraen fácilmente o que trabajan en espacios muy ruidosos o transitados.

9.         Monitor USB portable

Para los empresarios que viajan mucho o que necesitan trabajar en varias aplicaciones a la vez (como los dueños de startups) éste puede ser el mejor accesorio.
Estos monitores, que miden alrededor de 16 pulgadas, se conectan directamente a las laptops y PCs vía USB y ofrecen la posibilidad de ver una pantalla LED brillante y extendida. Además, entre las ventajas de este gadget están que es fácil de portar, ahorra energía (no requiere cables extra) y tiene un diseño ergonómico y moderno, perfecto para hacer presentaciones de ventas. Samsung y AOC fabrican estos dispositivos.

10.      Una experiencia extrema

Tirarse de un paracaídas, saltar del bungee o practicar rappel definitivamente no es para todo el mundo, pero no hay duda de que estas actividades extremas liberan grandes cantidades de adrenalina y endorfinas. Para los emprendedores estresados o que tuvieron un año difícil (la gran mayoría), este tipo de experiencias resultan muy liberadoras por lo que son un excelente regalo para esta temporada.   

lunes, 17 de diciembre de 2012

10 Cualidades ideales para Emprender


1. Visionario & Innovador: estrategia clara y bien definida. Sin embargo, el camino para llegar a su objetivo inicial no es recto, con lo cual tiene que tener capacidad para adaptarse y detectar nuevas oportunidades. Por lo tanto, es importante que sea “creativo” (en el sentido de “innovador”, buscar otra manera de hacer las cosas).

2. Financiero & Gestor: debe tener conocimientos financieros básicos, para poder controlar su compañía  y tener un modelo de negocio claro (mejor si ya es probado) y orientado a generar cash.

3. Ambición & internacionalización: tiene que tener ganas de comerse el mundo, asumir riesgos y no dudar en exportar (sobre todo hoy en día, teniendo en cuenta como está nuestro mercado).

4. Liderazgo y capacidad para atraer y retener talento: el equipo es lo más importante, con lo cual necesita mostrar el ejemplo, saber delegar y contagiar su visión. Necesita confianza en si mismo y saber extraer lo mejor de los otros.

5. Formación y experiencia previa probada: su trayectoria (y la del equipo) es importante, tanto sus logros como sus fracasos.

6. Optimista (con un grado importante de realismo): debe saber transmitir energía positiva, motivar en los momentos duros, incluso “soñar” de vez en cuando, etc. pero también tiene que ser muy realista (saber cortar cuando hace falta).

7. Capacidad de adaptación y valentía: en una start-up (o empresa tradicional de reciente creación) los cambios son frecuentes. Tiene que saber adaptarse y reaccionar muy rápidamente. Asimismo, cuando digo valientes, me refiero a persistentes, y a no temer el fracaso.

8. Ganas de aprender: conocer y analizar su sector, sus competidores, saber escuchar, rodearse de los mejores expertos y aprender de ello (es importante que conozca sus deficiencias y no dude en pedir ayuda cuando haga falta)

9. Comercial & Comunicativo: el emprendedor tiene que saber transmitir la imagen de su empresa, y sobre todo ser su primer comercial. Tiene que estar siempre orientado hacia las ventas.

10. Comprometido y centrado: tiene que haber invertido en su proyecto (o sacrificado parte de su sueldo fijo), dedicarle el 110% de su tiempo, y creer en el “hasta la muerte”. Con pasión y muchos esfuerzos se consigue llegar a la meta. Y en el caso de que quiera atraer a inversores, alinearse al 100% con ellos (objetivos comunes, etc.).

lunes, 10 de diciembre de 2012

7 Consejos para emprender con pocos recursos económicos

7 consejos para poder emprender con unos recursos económicos limitados:
Por Rubén Gadea
  1. Aprovecha las redes sociales. Internet 2.0, interactúa con tus potenciales clientes, conócelos, que te conozcan, sé cercano a ellos, demuestra que eres bueno. Facebook, Twitter, Instagram, foros, blogs… todas estas herramientas son gratuitas, y con ellas puedes llegar a miles de personas, solo tienes que elegir la que mejor se adapte a los servicios que ofreces y a los clientes que buscas.
  2. Date valor, tienes que saber a qué cliente te diriges: Low Cost o Premium? El precio que fijes por tu trabajo tiene que estar acorde a lo que ofreces.
  3. Ofrece un valor añadido. ¿Qué puedes añadir a los servicios de tu competencia para marcar la diferencia? Un trato personalizado y cercano suele ser lo que más agradecen los clientes, ya que están hartos de servicios postventa que pasan de ellos, de sentir que gastan su dinero en productos que no saben ni cómo funcionan…
  4. No tienes la necesidad de crear una S.L. e invertir 3000 euros. Puedes crear una Comunidad de Bienes, donde los gastos son mucho menores.
  5. Simbiosis, cuando necesites una página web, darte a conocer o cualquier servicio, trata de buscar a otro emprendedor u otro negocio que también necesite de tu producto/servicios, os podéis pagar en especias, lo que disminuirá el gasto, aparte de que en el futuro tendréis la puerta abierta para continuar colaborando.
  6. A la hora de realizar cualquier inversión en material, compara precios en tiendas físicas y online, todos queremos ayudar a nuestros vecinos en sus negocios, pero muchas veces la diferencia es abismal de comprarle en una tienda tradicional a realizarlo vía internet: folletos, tarjetas…
  7. Inspírate y perfecciona. Si alguna empresa de tu sector va bien, analiza: ¿Por qué funciona? ¿Qué puedo mejorar para ofrecer un mejor servicio a mis clientes?

Todo esto suena muy bonito y parece muy fácil, pero no todo el mundo está preparado para adentrarse en la aventura de emprender, no tener horarios, pasar por momentos difíciles y muchas veces tener que tomar decisiones que no te gustaría tomar, así es que si no estás dispuesto a luchar por tus sueños, a sabiendas de que no será fácil y tendrás que sacar fuerzas de donde no las haya, es mejor que busques otra opción.
Fuente: Emprenderalia

lunes, 3 de diciembre de 2012

¿Es viable mi idea de negocio?


Quizá fuera en un bar mientras estabas con los amigos. O quizá se te ocurrió estando de vacaciones. O tal vez te surgió mientras conducías. Sea como fuere, ya la tienes. ¡La genial idea de negocio que te hará rico y te convertirá en empresario! Pero ¿qué pasará si no es una idea tan genial?

Por: Maribel González

¿SOY YO VIABLE COMO EMPRESARIO?

“Lo primero que hay que hacer para saber si es viable una idea de negocio, es dar la vuelta a la pregunta y cuestionarse «¿soy yo viable para la idea?»”, sostiene Nicolás Henríquez, director general de la Fundación Incyde. En su opinión “ésta es la pregunta clave y, sin embargo, la que muchos emprendedores no se plantean”.

Muchos expertos en creación de empresas coinciden con esta opinión y dan a la idea de negocio un valor relativo. “El perfil del emprendedor y del equipo es uno de los factores que más influye en el éxito de un proyecto”, asegura Elena Serrano, directora adjunta de Creara, Fundación San Telmo. Ignacio de la Vega, director del Centro Internacional de Creación de Empresas del Instituto de Empresa, recomienda “hacer el autoexamen con un alto grado de honestidad. Por ejemplo, si pretendo lanzar un proyecto basado en habilidades de Relaciones Públicas y comerciales, pero tengo dificultades para comunicarme y una timidez alarmante, debo darme cuenta de que ese no es el proyecto más indicado para mi perfil. Y aunque parezca obvio, muy pocos lo hacen”. ¿Tengo las capacidades y habilidades necesarias para llevar a cabo mi proyecto? ¿Quiero desarrollar mi carrera profesional como empresario? Si las respuestas son afirmativas, pasa a la siguiente pregunta.



¿ESTOY DISPUESTO A DORMIR MUY POCO LOS PRÓXIMOS AÑOS?

En el análisis anterior has comprobado que tienes habilidad para negociar, para vender, para comunicar, para tomar decisiones. Que eres una persona creativa y que no te arrugas ante las dificultades. Que tienes capacidad de liderazgo, para dirigir equipos, para delegar... Llega el momento de saber si eres el primer convencido de tu proyecto.

 “La experiencia me dice que sin mucha energía personal, las ideas de negocio no triunfan. El emprendedor debe analizar hasta qué punto está dispuesto a luchar, a asumir el riesgo que implica sacar un negocio adelante”, asegura Alfons Cornella, presidente de Infonomía. Y continúa: “Si buscas seguridad y comodidad personal, mejor no te metas a emprender, porque las iniciativas empresariales implican no dormir bastantes noches”. Entonces, ¿estás dispuesto a pasar penalidades? ¿A aguantar que muchos no te entiendan? Si la respuesta es que prefieres estar tranquilo a partir de las cinco de la tarde, quizás la iniciativa empresarial no sea tu mejor alternativa. En caso contrario, sigue leyendo.



¿TENGO EXPERIENCIA EN EL SECTOR?

No es imprescindible, pero ayuda. La mayoría de ideas surgen en el entorno del empresario. “Si eres de Madrid difícilmente se te va a ocurrir una idea para desarrollar en la costa”, dice Henríquez. La mejor manera de aportar valor al mercado es emprendiendo en un sector que se conozca, sobre todo si el proyecto es de pequeña dimensión”, señala De la Vega.



¿EN QUÉ CONSISTE MI IDEA DE NEGOCIO?

Gecuna, Geografía, Cultura y Naturaleza es una consultora asturiana dedicada a la gestión territorial, la dinamización turística y la formación medioambiental. “Para poner en marcha una empresa es fundamental tener clara la idea de negocio y conocer la materia”, explica Manuel Antonio Huerta Nuño, ideólogo de Gecuna. Este emprendedor solicitó la ayuda del semillero de empresas gestionado por la Sociedad para el Desarrollo de las Comarcas Mineras para saber si su idea de negocio podía ser viable: “Lo primero que nos recomendaron fue describir con exactitud el servicio que íbamos a ofrecer. Analizar para qué y para quién está pensado y por qué iba a ser valorado por los clientes potenciales”.

Todos los expertos en creación de empresas que hemos consultado coinciden en señalar la importancia de este análisis de la idea de negocio: “ ¿Qué productos o servicios voy a ofrecer al mercado? ¿Cuál va a ser mi modelo de negocio? ¿Qué innovación, desde el punto de vista tecnológico o empresarial, aporta mi empresa? Son algunas de las preguntas que el emprendedor debe responder”, señala Serrano. Veamos qué herramienta puedes utilizar para realizar este análisis.



¿CUÁLES SON TUS DEBILIDADES, AMENAZAS, FORTALEZAS Y OPORTUNIDADES?

Las iniciales de estas cuatro palabras forman el acrónimo DAFO, un recurso imprescindible para analizar la viabilidad de una idea de negocio. Consiste en trasladar al papel la evaluación de los puntos fuertes y débiles de la empresa para ver cuál es la estrategia más adecuada para poner en marcha el negocio.

Roberta Pomer montó en 2005 Club 4L, un centro de actividades para niños que promueve la lectura y la escritura en los idiomas mayoritarios de Europa (español, inglés, francés y alemán). Después de pasar dos años desempleada, Pomer analizó sus posibilidades y comprobó que constituirse como empresaria autónoma era la mejor opción. “Participé en un curso de creación de empresas y mi formador me recomendó hacer un análisis DAFO de mi idea de negocio para clarificar el servicio que iba a ofrecer y anticipar las dificultades con las que previsiblemente me iba a encontrar”, cuenta. Los puntos débiles más importantes que Pomer descubrió eran: la necesidad de encontrar una plantilla trilingüe, la competencia de las actividades extraescolares ofrecidas por el ayuntamiento (de menor coste en período escolar) y la superficie de local necesaria. En cuanto a las oportunidades, destacaban la escasez de alternativas de ocio infantil, el enfoque lúdico del aprendizaje que ofrecería su empresa y la concentración de potenciales clientes en el área de influencia de su negocio.

Como demuestra este ejemplo, el DAFO permite situarse frente al mercado y comprobar si hay hueco para lo que voy a ofrecer o si, por el contrario, es mejor replantearse la situación y cambiar los planes. “Si al hacerlo nos damos cuenta de que no hay mercado, o de que va a resultarnos muy complicado encontrar nuestro sitio porque se necesitan unos recursos técnicos, financieros o humanos que no tenemos, es mejor dar marcha atrás”, dice Ignacio de la Vega. Si, finalmente, las fortalezas y oportunidades de tu idea superan a los inconvenientes, sigue con el análisis.


lunes, 26 de noviembre de 2012

8 Consejos para emprender o iniciar un negocio en un país en crisis

Cuando lees o escuchas la palabra “empresa” ¿qué es lo primero que te imaginas? ¿cómo percibes y asocias esa palabra?

Es muy posible que te hayas imaginado un edificio muy grande con muchas oficinas y lleno de trabajadores desplazándose de un lado al otro ¿a que sí?

Y seguramente te has imaginado grandes inversiones de dinero, tiempo, y sobre todo, recursos propios.

Por: Pedro Rojas

Pues para llegar a eso hay que comenzar desde el principio, lo que a veces significa empezar prácticamente “sin nada”. Y créeme que sí es posible iniciarse como emprendedor con muy poco recursos. Aquí te explico cómo:

La mayoría de los aspirantes a empresarios, mejor conocidos como emprendedores, todavía intentan iniciar una empresa con un orden de ruta de negocio “obsoleto” en tiempos de crisis, muy similar al siguiente:

Idea > Modelo de Negocio > Análisis de Necesidades del Entorno > Financiamiento o Inversionistas > Recursos (o Capital Propio).

Este orden estaba bien hace unos años, cuando había cierta sostenibilidad económica. Pero lo cierto es que en estos momentos de coyuntura económica y sobre todo de caos bancario y mercados de incertidumbre, tiene pocas posibilidades de funcionar.

El modelo óptimo para emprender con escasez de recursos (capital propio) y con restricciones o pocas posibilidades de conseguir financiación, ¿te suena ese escenario? …tiene que enfocarse desde los mismos aspectos que lo condicionan, es decir, de la forma siguiente:

Recursos (Capital Propio) > Análisis de Necesidades del Entorno > Idea > Modelo de Negocio.

Como se puede apreciar, no sólo ha cambiado el orden, sino que falta en la ruta el financiamiento y/o los inversionistas… ¡Bueno!, no es que “falten”, ¡es que ya no están! Yo llamo a este modelo: “Negocio de Ruta Inversa”.

Cambiar el orden de la ruta es simplemente “adaptarse”, “innovar” y salirse de los “paradigmas” y es tan fácil que cualquiera puede hacerlo.

Te dejo una serie de consejos que aprendí gestionando e impulsando empresas en esos países, y que estoy seguro de que se pueden aplicar ahora mismo en casi cualquier lugar en donde las condiciones no sean, en apariencia, favorables para emprender:

1.- Los “recursos”: Son la pieza principal de este tipo de modelo emprendedor, y están constituidos por tus bienes. Lo que incluye cualquier cantidad de dinero que tengas en el banco (sí es que tienes), sumado a lo que tus familiares o amigos te pueden “prestar” (sí es que tienen); es decir, todo lo que ya posees y que puede ponerse en función del proyecto, sí, incluyendo tus “ganas”.

Así que realiza un inventario de todo lo que tienes y suma lo que podrías conseguir en tu círculo cercano (y no hablo sólo de dinero). Pues esa sumatoria es tu capital inicial, a partir de aquí, y sabiendo cuál es tu posición financiera inicial, ya puedes pasar a generar ideas.

2.- La idea: Seguro que tienes ideasde negocio fantásticas, pero asúmelo, será muy difícil que alguien te preste el dinero para ponerlas en práctica, y no estoy siendo pesimista, sino realista, precisamente porque vengo del mundo financiero, y sé todo lo que los bancos consideran para prestar dinero a un emprendedor.

Así que lo más acertado es que en lugar de empezar desde una idea que en estos momentos quede lejos de la realidad, empieces a pensar cuáles ideas podrían adaptarse a tus recursos actuales. Incluso si tienes muy poco, tú mismo puedes fungir como recurso orientando tu negocio hacia el área de servicios, poniendo a la disposición de tus futuros clientes lo que mejor sabes hacer; es decir, tus habilidades.

3.- Recicla, remodela e innova: No te quedes sólo con tu idea. Mira a tu alrededor y observa otras ideas en funcionamiento, y piensa cómo puedes reconvertirlas o cómo tu idea puede convertirse en un complemento de esas ideas ya en marcha.

4.- Busca nuevas necesidades, pero también viejas necesidades insatisfechas: Las redes sociales son un excelente repositorio de necesidades por satisfacer, y muchas de ellas son tan simples que te sorprenderías. Sólo debes dedicar unas horas a analizar conversaciones, por ejemplo en Twitter, para descubrir todo lo que las personas necesitan.

La clave es realizar un listado de las posibles ideas que tengan sentido dentro de tu entorno, considerando siempre los recursos de los que dispones para poder materializarlas.

5. Analiza a toda tu competencia: Un error frecuente en los emprendedores de negocios de ruta inversa, es considerar como “la competencia” únicamente a las empresas de tamaño superior, o constituidas desde hace tiempo; cuando el verdadero competidor de este tipo de emprendimiento, puede ser precisamente alguien como tú, con pocos recursos, pero dispuesto a ofrecer un servicio más económico, más atractivo y/o rápido que el tuyo.

6.- Sé breve: La dinámica actual, extermina (literalmente) a los emprendedores “lentos”. Hoy en día “lento” significa más de tres meses, y “ojo” que estoy considerando en el “timing” a la burocracia legal mercantil que nos rodea. Ya que si no fuese por los gestores, los registros y otros trámites similares, una empresa debería funcionar en tres semanas luego de haberse definido el modelo de negocio.

7.- Encuentra socios comprometidos, sin tener que crear una sociedad: Tener un socio, no significa necesariamente firmar un papel que lo certifique. En la actualidad, se puede trabajar con personas que compartan tu idea y que complementen tus habilidades, sin que implique crear una sociedad formal.

8.- ¡Qué no te limite el hecho de estar trabajando!: Si tienes una idea que pueda encajar en un negocio de ruta inversa y cumples con todo lo anterior, pero te encuentras trabajando para otra empresa por cuenta ajena; pues no hay razón para empezar a probar si tu idea funciona.

Reflexión: Emprender nunca es fácil, pero si te fijas, todo lo anterior también funciona incluso si no tienes una idea, ya que es suficiente con tener una habilidad, así que elimina los paradigmas asociados a lo que significa “montar” una empresa y empieza a pensar en cómo puedes utilizar tus habilidades para empezar a hacer lo que realmente te gusta hacer. Eso también se llama “emprender”.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Las 10 competencias que debe tener un emprendedor de éxito


1. La búsqueda de oportunidades e iniciativa – los emprendedores exitosos ven en todos lados, oportunidades que se pueden convertir en empresas.

2. Persistencia – los exitosos nunca abandonan su empeño.

3. Cumplimiento de los compromisos – mantienen sus promesas frente a sus clientes, incluso a pesar de que deban hacer sacrificios.

4. Exigencia de calidad y eficiencia – siempre buscan cómo hacer las cosas, mejor, más rápido y más barato.

5. Toma de riesgos calculados – Este es uno de los aspectos más importantes. Según las investigaciones, un empresario no es una persona que le gusta el riesgo, sino que toma riesgos calculados. Lo determina y además, siempre tiene un plan B si algo sale mal.

6. Fijación de metas – esta es otra de las características clave. Porque hay que tener una meta de largo plazo, que será conseguida con las tareas en todas las demás competencias de esta lista.

7. Búsqueda de información – un emprendedor de éxito siempre está a la caza de información sobre sus clientes, sobre tecnologías nuevas y nuevas oportunidades.

8. Planificación y seguimiento sistemático- es una tarea de controlar lo que se hace para ver si se está avanzando en la consecución de las metas.

9. Persuasión y redes de apoyo – los mejores emprendedores inducen a otras personas a seguirlas o hacer algo para ellos. Usan redes de apoyo para alcanzar sus metas y son unos grandes persuasores para obtener un crédito, o conseguir un nuevo cliente.

10. Independencia y autoconfianza – los emprendedores de éxito son personas seguras de sus capacidades.

lunes, 12 de noviembre de 2012

5 Tips para mantener la cordura a la hora de emprender

Para muchas emprendedoras la situación actual es muy estresante. Quizás te encuentres trabajando más que nunca para alcanzar los objetivos que te planteaste para este año.

Quizás estás en pleno lanzamiento de un nuevo producto, una línea de negocios, o te encuentres analizando nuevas ideas para el próximo año. Cualquiera que sea esa actividad te encuentras tratando de llevar adelante un negocio en un entorno económico poco favorable.

Entonces ¿cómo se hace para no volverse loca en el proceso? Y quizás, lo que aún es más importante, ¿Cómo dar vuelta la situación cuando te sientes abrumada?

Los siguientes consejos te ayudarán a ser más productiva y a mantenerte cuerda

1: Comienza el día meditando


Sí ya se, no tienes tiempo…

Y cuando por fin decides a meditar, tus pensamientos no paran de dar vueltas en tu mente como locos Después de todo quizás la meditación no sea para ti…

Mi consejo es que lo intentes de todos modos.

No lo hagas complicado: toma asiento, cierra tus ojos y enfócate en tu respiración. Pon la alarma para que te avise a los 10 o 15 minutos y simplemente siéntate y respira profunda y pausadamente.

También puedes probar la meditación guiada. Hay muchas aplicaciones (gratuitas y pagas) para descargar y usarlas en tu smartphone o ipad.


Otra alternativa interesante es practicar Tai Chi también conocida como la meditación en movimiento

2: Toma un paseo de 30 minutos

¿No tienes un perro para sacar a pasear? Entonces ¡paséate a ti misma! De preferencia en algun lugar tranquilo en contacto con la naturaleza.

Ya se que es tentador quedarte en casa y adelantar el trabajo, pero si no tomas algunos descansos todo lo que consigues es estar más cansada y malhumorada, lo que te deja completamente agotada y falta de creatividad.

Necesitas hacer cortes en el trabajo y tomar un poco de aire fresco para estar saludable y productiva.



Seguramente no necesitas que te recuerde los beneficios de hacer cortas caminatas. Por poco tiempo que tengas siempre es mejor que quedarse “pegada” a la silla.

3: Establece los límites

Se muy consciente en cómo empleas el tiempo y por cuanto tiempo:

No contestes el teléfono cuando estás escribiendo o concentrada en alguna actividad.
Asegúrate que una llamada de una hora dure exactamente eso, ni un minuto más.
No trabajes los fines de semana o de noche – o cualquier otro esquema que te venga mejor. Mantente firme.

4: Delega (más…)

¿Hay una tarea o trabajo particular que hacer? Si lo hay, ¿lo tienes que hacer necesariamente TU?

No, tú no eres necesariamente más inteligente o eficiente que otra persona. Yo antes pensaba que sí pero, en realidad, lo que pasaba era que tenía miedo de delegar. Quería mantener el control y pensaba que si se cometía un error era mejor que lo cometiera yo. Lo sé, lo sé, pero para mí tenía sentido en esa época…

La conclusión es la siguiente:

Si quieres hacer crecer tu negocio, tienes que aprender a delegar. En serio. Quizás no hoy, pero lo tendrás que hacer en el futuro.

5: Diviértete

¿Divertirme? ¿Estás loca? ¡No tengo tiempo para la diversión!

Aahhhh... Si eso es lo que piensas, tienes una necesidad desesperada de diversión! Ríete de los chistes, anda a ver una comedia, ve a ver esa exposición de arte que tanto te interesa, lo que te distraiga más. Aunque claro, mantente dentro de la ley y no hagas algo realmente estúpido.


Conclusiones

Administrar tu tiempo y ser productiva es muy importante por supuesto y definitivamente tendrías que tratar de aplicar estos tips.


jueves, 8 de noviembre de 2012

12 defectos que indican que eres emprendedor


Conoce algunas características que, aunque muchos consideren negativas, pueden motivarte a iniciar un negocio.

Casi cualquier artículo escrito sobre emprendedurismo sugiere que no es para todos. Y la mayoría de estos artículos muestran listados de los atributos que las personas deben tener para ser emprendedores exitosos tales como ética laboral, persistencia y disciplina.

Por Grant Cardone


A lo largo de 25 años he estudiado a los nuevos emprendedores y he descubierto que lo que ha contribuido a que alcanzaran el éxito no son precisamente cualidades. Gente como John D. Rockefeller, Henry Ford y Oprah Winfrey no triunfaron gracias a los atributos que normalmente se enlistan en estos artículos o por seguir el camino recomendado por los gurús del management.

Así que no creas lo que los demás dicen de ti o cómo te etiquetan. Tal vez tus supuestos defectos sean realmente tus cualidades. Te compartimos 12 señales que muchas personas podrían considerar como defectos pero que pueden ser indicadores de que estás hecho para ser emprendedor.

1.         Odias el estatus quo
Para ti no tiene sentido que algo se haya hecho por mucho tiempo sin ninguna explicación. No eres una persona que se deja llevar por la corriente.

2.         Te aburres fácilmente
Aunque muchos ven esto como un defecto, la realidad es que te aburren las actividades que no te retan o ponen a prueba tus habilidades. Tal vez por eso odiabas algunas clases y nunca asistías. Por ejemplo, Bill Gates dejó la universidad y se convirtió en uno de los hombres más ricos del planeta.

3.         Te han despedido de varios trabajos
Eres demasiado creativo y esto puede afectar en tu trabajo en equipo, por lo que probablemente tienes en tu historial haber sido despedido. Para ti es difícil estar en un trabajo fijo puesto que en realidad quieres crear algo inspirador.

4.         Te consideran un rebelde
Sabes que la grandiosidad se encuentra fuera de los límites de la comodidad y piensas que algunas reglas no te aplican.

5.         Te resistes a la autoridad
Desde niño has puesto resistencia a la autoridad de tus padres, maestros y luego, de tus jefes. No estás conforme con las reglas de tu comunidad o de tu trabajo.

6.         Quieres mejorar todo
Siempre estás viendo formas de hacer las cosas mejor y diferente. Constantemente compartes tu visión y tus ideas, a pesar de que nadie te lo haya pedido.

7.         Te cuestan las pláticas de cortesía
Se te complica demasiado hacer el small talk que a muchas personas se le facilita. Los códigos de sociedad te parecen una pérdida de tiempo y puede que te hagan sentir incómodo.

8.         Te molestaron en tu juventud
Durante tu niñez y adolescencia, te criticaron e, incluso, eras el blanco de los bullys. Esto puede causar que busques destacar en todo y demostrarle al mundo lo que vales.

9.         Eres obsesivo
Es probable que la gente te etiquete como obsesivo/compulsivo porque una vez que inicias algo no puedes dejarlo sin terminarlo. No dejes que te convenzan que esto es una enfermedad o una deficiencia. Todos los grandes entrepreneurs se han inmerso por completo en su visión.

Por ejemplo, Howard Schultz se mantuvo con la idea de crear Starbucks aunque su familia lo persuadió de que lo dejara.

10.      Temes estar solo
El emprendedor dentro de ti tiene miedo de salir en solitario, pero también teme no hacerlo. Este miedo es común en nuestra sociedad puesto que estamos condicionados a pensar que emprender es más riesgoso que tener un “buen trabajo”. La realidad es que en ambos casos hay inestabilidad.

11.      Te es casi imposible relajarte
Te cuesta dormir en las noches porque tienes demasiadas ideas que te mantienen despierto y que incluso se te aparecen en sueños. A la mañana siguiente te encuentras consumido en la misma idea, lo cual te distrae en tu trabajo.

12.      Te sientes fuera de lugar
Siempre te has sentido incómodo contigo mismo. Hasta el momento en el que te acostumbres a la idea de que eres diferente que la mayoría de la gente, esto puede ser un problema. Si lo aprendes a canalizar podrás convertirlo en tu motivación para reconocer que dentro de ti hay un emprendedor en potencia.