lunes, 21 de noviembre de 2011

Emprendedor, pon nombre a tu primera empresa


Seguro que en algún momento, mientras pensabas en la idea de negocio que cambiará el mundo, o al menos tu mercado, o tu vida, en definitiva, mientras pensabas en tu nueva empresa, se te habrán ido ocurriendo infinidad de nombres para la misma. Porque como tu y yo sabemos el nombre es algo que a un emprendedor le preocupa, porque siempre pensamos en llegar muy alto con nuestro nueva empresa, y en ese momento nos gustaría que el nombre de nuestra negocio fuese atractivo, sonase bien y a la vez fuese eficiente y rentable.

Es importante reseñar que este nombre en el que estamos pensando bien podría ser nuestra marca comercial, o nuestra denominación comercial, y no la denominación social que es lo que aquí nos ocupa y que no es más que la denominación única que figura en el Registro Mercantil Central, con la que otorgamos escritura pública de constitución, y con la que hacemos nuestras facturas. Por ejemplo: “Metalurgia Antonio y Ramón, SL”.


La constitución de una entidad mercantil o de cualquier entidad inscribible en un Registro Mercantil, es decir una empresa, ya sea una Sociedad Limitada o una Sociedad Anónima, deberán tener una Denominación Social, es decir, bien una denominación subjetiva o razón social, o una denominación objetiva (no será necesario en el caso de autónomos y sociedades colectivas o comanditarias simples). O lo que es lo mismo, para crear una empresa deberás disponer de un nombre o denominación único, es decir, que no esté ya registrado en el Registro Mercantil.

Hay una forma sencilla, práctica, económica y rápida de comprobar que el nombre en el que has pensado para que aparezca en tus facturas no esté ya registrado. En la página web del Registro Mercantil Central puedes comprobar y expedir una Certificación Negativa de Denominación Social que tendrá una validez de tres meses a la hora de otorgar escrituras públicas, por ejemplo de constitución.

Ahora ya sólo tendrás que echar mano de tu creatividad. Yo te voy a dar un par de consejos como siempre basados en mis propios errores.

Cuando solicites la certificación negativa en el Registro Mercantil, podrás elegir 3 denominaciones por orden de preferencia. Si no quieres dejarte un dinero y perder mucho tiempo debes procurar que, al menos, la tercera opción sea aceptada. Puedes probar una primera y segunda opción que te gusten, pero en la tercera prueba con nombres propios, palabras raras o topónimos familiares, juntando tres o cuatro palabras, incluso con palabras inventadas y sin significado. 

Esto puedes utilizarlo con la 3ª opción, o con la 6ª, o con la 9ª…. eso ya depende de tu presupuesto y de tu tiempo. Ten en cuenta que luego siempre podrás utilizar como marca comercial el acrónimo de la misma, o un logo que no tenga nada que ver con esta denominación social. Por seguir con el ejemplo anterior, si tu razón social es “Metalurgia Antonio y Ramón, SL”, siempre podrás utilizar como marca el acrónimo “MAR”, o un logo con un martillo, etc. 

Sería interesante que pensaras de manera conjunta en denominación social y marca comercial, y ya puestos en un dominio en internet acorde a las mimas. Aquí puedes comprobar que tu dominio en internet está libre, y reservarlo por unos 9 €/año.

Primero piensa, luego enseña o cuenta lo que has pensado a tus seres más cercanos o de más confianza (pero tampoco les hagas mucho caso), luego registra y comienza a disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario