viernes, 23 de septiembre de 2011

Emprendedores con resiliencia: Levantarse e intentarlo de nuevo


El mejor ejemplo de resiliencia lo encontramos en el presidente norteamericano Abraham Lincoln ya que nació en un entorno humilde y se enfrentó al fracaso toda su vida: perdió ocho elecciones, fracasó en dos negocios, se quedó joven sin madre, murió su prometida y sufrió una importante crisis nerviosa.



Fortalezas emocionales

Es indudable que Lincoln no sólo aprendió de los reverses, sino que mostró una resiliencia casi inconcebible. Las fortalezas emocionales de Lincoln que le permitieron hacer frente a los grandes reveses e intentarlo una y otra vez, y que todo emprendedor debería tener son: 

Empatía: era capaz de ponerse en el lugar de los demás y valorar sus puntos de vista.

Magnanimidad: no guardaba rencor a quienes estaban de desacuerdo con él.

Sentido del humor: se reía de sí mismo y contaba historias para que la gente se sintiera más cómoda.

Generosidad de espíritu: admitía en público sus errores y asumía la responsabilidad de los mismos.

Perspectiva: ponía las cosas en contexto, fijándose siempre en todo en lugar de en las partes.

Equilibrio: era capaz de relajarse y disfrutar con sus amigos incluso en situaciones de estrés.

Autocontrol: controlaba las emociones que mostraba en público, para ello, solía escribirse cartas a sí mismo, que luego rompía. 

Conciencia social: Trabajaba sin descanso al servicio de los demás.

1 comentario:

  1. Creo que habría que revisar el enlace de "share" fb.
    Excelente post de Lincoln :-)

    ResponderEliminar