viernes, 1 de julio de 2011

Emprendedores vs. Rutina

Emprendedor amigo:

El diccionario de la Real Academia Española, define la acción de Emprender de la siguiente forma: Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro; y al Emprendedor, como alguien que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas.
Por Marcelo Berenstein

La vida es, en sí misma, un emprendimiento. Vivir tiene sus riesgos, y esto va más allá de la inseguridad o la violencia. Riesgo es aprender a aceptar los retos y desafíos cotidianos; no ceder a la sensualidad del halago ni evadir la posibilidad del tropiezo, pues allí puede esconderse la oportunidad. Riesgo es también conservar y expandir los valores que cimientan la personalidad. En el FODA de la vida, la corrupción, el clientelismo, el facilismo y las prebendas son amenazas que, de impactarnos, derrumban nuestra creencia y moral.

El riesgo es dejar de ser emprendedor y convertirnos en esclavos de la rutina; es como renunciar voluntariamente a crecer. Acumular bienes materiales puede ayudar a crecer pero lo que verdaderamente nos hace ricos, es una vida con buenos valores. Hasta donde tengo entendido, en el más allá no corren ni los euros ni los dólares; no se es más por tener ni menos por carecer. Tal vez por eso, no se estile poner dentro del ataúd billetes, departamentos, autos o chiches tecnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario