lunes, 27 de junio de 2011

Un emprendedor debe ser técnico y pensar a lo grande

Bernardo Hernández, de Google, pide un cambio en la mentalidad y perfil de los emprendedores españoles

Bernardo Hernández, director de productos emergentes de Google, estuvo la semana pasada en Barcelona y aprovechó su participación en el congreso de Ascri para dar un varapalo tanto a los emprendedores como a las entidades de capital riesgo de nuestro país. Para él, es necesario un cambio en la educación y en la mentalidad y perfil de los emprendedores para que sus proyectos sean viables y exitosos, ya que les acusó, en general, de "no pensar a lo grande".

El vigésimo quinto aniversario de la Asociación Nacional de Capital Riesgo (Ascri) se celebró la semana pasada en Barcelona coincidiendo con el Salón del Emprendedor y Equipos&Talento estuvo presente en las diferentes conferencias que formaron parte del evento. Ascri aprovechó la ocasión para organizar un congreso en el que diferentes ponentes dieron su visión de la actualidad económica española y más concretamente del papel que el capital riesgo (CR) ha jugado y debe jugar en ella.

En este marco destacó Bernardo Hernández, director mundial de productos emergentes de Google, quien centró su intervención en realizar una comparación entre la actividad de las entidades de CR en España y Estados Unidos. Y las españolas no salieron demasiado bien paradas en esta comparación, ni tampoco los emprendedores de nuestro país. Las primeras por que tienen un tamaño demasiado reducido para poder acometer grandes inversiones en grandes proyectos, no apoyan a los emprendedores en su gestión del día a día desde el primer al último momento, cuando realizan la desinversión, y también por querer controlar demasiado los proyectos en los que participan, mermando el liderazgo y la capacidad de decisión del emprendedor. Y a éstos les pidió un cambio de mentalidad.

Así, Hernández aseguró que se necesitan emprendedores distintos, ya que considera que para el éxito de su proyecto es clave la calidad y el perfil del emprendedor. En Estados Unidos la gran mayoría, según explicó, son ingenieros, mientras que en España son MBA o abogados. En su opinión un emprendedor debe ser un técnico con aspiraciones emprendedoras, ya que es la tecnología la que aporta la capacidad de diferenciación a los proyectos. En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de cambios en la educación y en la cultura empresarial española, y en que son las propias universidades las que deben crear empresas, cuando en nuestro país es al contrario: las compañías crean sus propias universidades al no estar satisfechas con la formación que sus profesionales pueden obtener de los centros educativos superiores.

En busca de grandes ideas

Bernardo Hernández subrayó que a su departamento en Google les llegan cientos de proyectos al año provenientes de España, y que todos adolecen de la misma carencia: “no piensan a lo grande”. El director de productos emergentes de Google puso aquí el ejemplo del fundador de su compañía, que ya en la universidad planteó su proyecto de una forma global, ya que quería crear un buscador que pudiese encontrar información en todo internet, lo que implica una grandeza de miras que considera necesaria para poder tener el impulso que lleve al éxito.

Otra reflexión que hizo en su ponencia, que mantuvo a los asistentes al congreso de Ascri atentos en sus asientos de la primera a la última palabra, fue la necesidad de “diferenciar entre grandes ideas y grandes ideas que puedan convertirse en negocio sostenibles”. Ante este escenario, Hernández recomendó a los presentes que creasen en sus entidades comités de selección de proyectos en los que estuviesen incluidos expertos en tecnología, que se involucrasen más en la gestión del día a día de sus participadas y que invirtiesen sin miedo, pero con criterio en nuevas tecnologías. Acabó su intervención asegurando que “en España se necesita capital que sepa asumir riesgos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario