miércoles, 18 de mayo de 2011

Los socios en la empresa y las áreas clave en la gestión empresarial

sociedadrompecabezas.jpg (550×300)
Nuestro mapa empresarial es un mapa eminentemente familiar o empresas controladas fundamentalmente por una o dos personas. La mentalidad general destaca por aplicar el refrán “Más vale solos que mal acompañados” a la hora de establecer el diseño de socios en cualquier sector empresarial.

Mi opinión al respecto es justamente la contraria, dado que considero que una empresa nueva o en continuo crecimiento tendrá más posibilidades de éxito si tiene varios socios y por tanto, distintas ópticas de gestión y financiación. No obstante, seleccionar con quién nos asociamos, con quiénes vamos a llevar a cabo nuestros proyectos y qué cuota de participación va a tener cada persona dentro del equipo, es un punto clave para realizar una gestión lo más profesionalizada posible.

Las áreas clave de la empresa, en manos de los socios

Todas las empresas tienen como mínimo de dos a tres áreas clave. De manera independiente a la propia gestión empresarial y comercial, las empresas destacan por tener pilares diferenciadores de su actividad en las que debemos contar con los suficientes recursos humanos. Estas áreas clave, son las que tenemos que cubrir perfectamente con personal completamente implicado en la empresa y la mayor implicación siempre la va a tener un socio.

Supongamos por ejemplo, un restaurante o una empresa con una gran base tecnológica. En el primer caso, si yo soy un excelente gestor empresarial pero no tengo ni idea de cocina, dificilmente podré controlar directamente mi principal activo, que es la cocina y la restauración por lo que sería muy interesante asociarme con una persona que sea experta en restauración y domine a la perfección el arte de la restauración,

En el caso de empresas tecnológicas, yo puedo tener en mente un buen proyecto innovador, una nueva aplicación empresarial o desarrollo que facilite las labores a otras empresas y yo puedo ser un excelente comercial, pero lógicamente, si encomiendo la programación y mejoras de dichos avances tecnológicos a terceros, mi empresa no va a contar con toda la fortaleza inicial a los aportes que puede realizar un socio con amplios conocimientos tecnológicos en dicho proyecto. Por este motivo, las empresas que sostienen sus pilares de crecimiento con personal que participa de los resultados, tienen mayores posibilidades de éxito.

Cómo se asignan los porcentajes de participación entre los socios

El mejor reparto de cuotas de participación entre los socios es aquel que da a todos los integrantes del equipo las mismas participaciones. Una distribución homogénea de los riesgos y capacidades de decisión es la situación ideal para todos. Supongamos, 5 socios que montan una sociedad limitada. La situación ideal, el 20% de la participación para cada uno, asumiendo todos el mismo riesgo y la misma capacidad de decisión.

No obstante, este reparto es harto complicado dado que para ser socio, no basta con el conocimiento sino que es imprescindible la oportuna aportación económica al proyecto y ésta aportación final es la que va a condicionar el porcentaje de participación real en la empresa. Para salvar estas diferencias, podemos optar por las dos siguientes fórmulas:

Empresas con fórmulas cooperativistas en aquellos casos en los que prima más el trabajo propio de los socios que las aportaciones de capital
Pactos futuros entre los socios que permitan a los socios minoritarios igualar las participaciones de los socios mayoritarios.
En ambos casos, después de haber pasado como socio por varios proyectos, siempre hemos tenido mayor éxito en las empresas que las participaciones en la empresa no han tenido grandes diferencias y en situaciones en las que todos los promotores han tenido una implicación similar.

La tesis que si se suele cumplir casi siempre es que a mayor número de socios, mayores posibilidades de éxito siempre que exista confianza y honestidad entre todos los integrantes del proyecto. Eso sí, si eres una persona desconfiada por naturaleza y no admites otros puntos de vista en la gestión y desarrollo de la empresa, nunca te asocies, perderás tiempo y dinero.

Fuente: Blog de Sage

No hay comentarios:

Publicar un comentario