viernes, 8 de abril de 2011

Los 4 Patrones básicos para innovar en modelos de negocio

Como todo en la vida, cuando hablamos de modelos de negocio casi todo está inventado. Es sorprendente esta afirmación en un blog de innovación, pero que esté inventado no significa que no pueda ser innovador para nosotros.

Por Alejandro Bascuñana 

Hemos hablado en anteriores ocasiones de tecnologías, procesos, servicios, etc. que pueden estar ya inventados y explotados en otros sectores que no son el nuestro y que pueden encontrar una nueva vida y pueden dar como resultado una innovación en nuestro sector.

En el caso de los modelos de negocio básicamente se da la misma situación. Empresas y organizaciones con diferentes modelos de negocios que han sido probados con éxito han existido desde siempre, desde Walmart hasta Google. Desde el caso de Hilti del que hablábamos ayer al de Amazon.

Parece que todo está ya inventado, que está ahí disponible. Por lo tanto podríamos decir que del estudio de un conjunto amplio de modelos de negocio que se ha comprobado que han tenido éxito se pueden extraer una serie de patrones que están disponibles para ser adaptados a nuestro negocio, mercado, etc. ¿Por qué no probamos a mirar nuestro negocio desde el punto de vista de estos patrones y tratar de proponer innovaciones en la forma de hacer las cosas?

En el libro "Business Model Generation" de Alexander Osterwalder podemos encontrar una explicación detallada de este tipo de patrones de modelos de negocio que se han probado fiables y con éxito. Si nos ponemos a pensar, seguro que alguno de los siguientes modelos de negocio puede ser aplicado en nuestro entorno:

1. Long tail:

O lo que es lo mismo vender más cantidad aunque los beneficios sean menores. Hasta la irrupción de Internet la máxima era que pocos productos daban la mayoría de los beneficios. El paradigma de long tail o "cola larga", introducido por Chris Anderson lo que nos dice es que lo que importa es vender muchos productos de nicho que al final serán los que nos darán los mayores beneficios, y esto es posible gracias a la tecnología que conecta oferta y demanda y que permite nuevos modos de distribución.

Un ejemplo de este tipo de modelo de negocio es el de Amazon. El negocio Amazon lo hace disponiendo de acceso a millones de libros de todas la temáticas de nicho, como Amazon guarda stock mínimo y la mayoría de pedidos los tramita desde el proveedor la verdadera ventaja sobre el negocio tradicional de libros está en vender mucho aunque sean ediciones muy cortas. Otros ejemplos pueden ser Lulu.com.

2. Plataformas:

Es el negocio de, entre otros, Google. Es decir poner en comunicación una oferta con una demanda. Pero también es el modelo de las redes sociales como Facebook, ebay, etc.

3. Gratuito:

Este es el modelo de negocio que actualmente triunfa en Internet. Los clientes que no pagan por el contenido. En este caso se puede financiar esta gratuidad por medio de la publicidad o por el modelo freemium, es decir el cliente no paga por servicios básicos pero paga por servicios premium.

4. Abiertos:

Son los modelos de negocio en los que se hace uso de las relaciones con otras entidades para generar valor. Tiene mucho que ver con el concepto de innovación abierta. Se puede hacer uso de ideas, propiedad intelectual, productos, que vengan de entidades externas, o se puede explotar los productos propios, sean intelectuales o tecnológicos ofreciéndolos al mercado.

Pero no debemos de ver estos patrones de modelos de negocio como islas. La combinación es también un patrón reconocible. ¿Qué tal si juntamos Free con Plataformas? ¿Long tail y abierto? Este juego puede reportarnos muchas ideas sobre a dónde dirigirnos al plantear nuevos modelos de negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario