miércoles, 20 de abril de 2011

Las 13 cosas que debe hacer un directivo cada semana

Trece pautas de comportamiento abarcan todo tipo de temas, profesionales, físicos o personales, ya que una buena dirección empresarial depende de todos los aspectos que pueden influir en la persona que desempeña esta función.

Las seis primeras claves

  • Fíjate un objetivo: la empresa no debe caer en distracciones y si sólo puede hacer una cosa bien debe dedicarse a ello. Ese objetivo debe estar siempre presente y, si hace falta, repetirse cada día.
  • Eres tan bueno como el equipo que te rodea: El equipo hay que cuidarlo, motivarlo, fomentar su crecimiento profesional. Debes tratarlo como si fuer tu familia y hacer de la empresa no un lugar donde trabajar sino un medio de vida. Recibe de ellos el feed-back necesario para mejorar.
  • Toma el pulso a la compañía: alrededor de la empresa hay clientes, proveedores, seguidores en las redes sociales, etc. tome el pulso a lo que ellos esperan de su empresa. Además su manera de comportarse se reflejará en la compañía y proyectará esa misma imagen, si el jefe sonrie la empresa sonreirá; si el jefe es paciente la empresa será paciente; si el jefe se olvida de decir gracias o buenos días, la empresa tampoco dirá gracias o buenos días.
  • Pasa el 75% de su tiempo trabajando en el producto: La empresa en buena si el producto es bueno por tanto hay que poner el foco en lo que ofrecemos, en su calidad
  • Ejecuta y trabaja sobre los números: métricas, presupuestos, etc. Envíe a su equipo informes semanales sobre la evolución del negocio y así se obligará a si mismo a trabajar sobre esos datos y sobre el desarrollo de los mismos y la consecución de los objetivos.
  • Haz ejercicio: A nivel personal, el estrés de la actividad hace necesario que se dedique un tiempo al cuidado físico y a descargar la energía y las preocupaciones de la actividad. El ejercicio físico puede servir como válvula de escape para ello.
Siete consejos más

  • Obtén feed-back: Es importante recibir información de todo lo que rodea la empresa en torno a cómo se estan haciendo las cosas. Es necesario conocer los errores que se están cometiendo para poder mejorar y esa información nos la pueden proporcionar los clientes, los proveedores o incluso la gente del propio equipo que forma la empresa. Debemos obtener esta infoamrción para poder crecer.
  • Sal de la oficina: El mundo de la empresa está en la calle, hay que salir para tomar contacto con ella. No se puede dirigir una empresa desde un despacho, de espaldas al mundo real que es donde realmente la actividad de la empresa tiene sentido.
  • Relaciónate y participa en foros con otros empresarios: las relaciones sociales son importantes, tanto desde el punto de vista profesional como personal. Se puede aprender mucho de otros colegas que pasan o han pasado por situaciones similares.
  • Gestiona tus finanzas: En todo momento debe conocer cuál es su situación financiera, de cuánto dinero dispone y cómo pueden repercutir sus decisiones en esa situación económica.
  • Actúa como un inversor: Al final de cada semana ha de preguntarse si las acciones de esa semana han incrementado el valor de la empresa, si el esfuerzo realizado tendrá el retorno esperado.
  • Diviértete: El trabajo es duro y consume mucha energía, por eso es necesario divertirse con él. Lo contrario puede ser el origen de muchos errores.
  • Ama: Ama a la compañía, a los compañeros, a los inversores, a los clientes y sobre todo a las personas que tienes en casa y hacen que te levantes por la mañana.
Fuente: Blog de Sage

No hay comentarios:

Publicar un comentario