lunes, 7 de marzo de 2011

Nace el emprendedor social, una nueva carrera con mucho que aportar

emprendedor-social.jpg (500×246)
Cada vez más es más frecuente encontrarnos con infinidad de proyectos y nuevos modelos que plantean soluciones a necesidades y que van más allá de encontrar el beneficio propio. El espíritu empresarial tradicional se contagia al sector solidario. El momento de reportar beneficios en acciones sociales o medioambientales ya está aquí y parece que quiere quedarse con nosotros. Es un hecho y prácticamente todos los días chocamos con alguno de estos proyectos, ya sea a través de las redes sociales o en una conversación de ascensor con nuestro vecino. Además, la tecnología juega un papel fundamental en su diseño, planificación y ejecución.

¡Bienvenido a la era emprendedor social nueva ventana!

¿Cuál es el perfil del emprendedor social?

El perfil del emprendedor social obedece a un talante innovador y orientado hacia el bien común y el cambio,  antes que hacerse millonario. Carreras como periodismo, industriales o empresariales, se unen a las habituales en este sector, además de instituirse nuevos planes de estudios superiores que complementan formalmente la figura del emprendedor social, New York University opera The School for Social Entrepeneurs nueva ventana y en España EOI ofrece una MBA con especialización en empresa social nueva ventana. Su proyecto responde a un imperativo ético y trata de responder a necesidades reales y urgentes. Su manera de trabajar se basa en la cooperación y en la creatividad para así encontrar más alternativas a las planteadas hasta el momento, sobre cualquier problemática social o medioambiental.

¿Y el perfil de los proyectos?

Hoy crear una iniciativa social, ya no tiene porqué ir ligada sólo a una Fundación o una ONG. Hay más agentes como la empresa social y su modelo mixto de ingresos, que va imponiéndose en el sector solidario. Lo mismo pasa con la estrategia de las donaciones, el fomento del empoderamiento en las poblaciones locales (a las que normalmente iría dirigida la ayuda en forma de donación) va tomando fuerza y reemplazando a los modelos más tradicionales.

 Por otro lado, de aquí a los próximos años, se prevén numerosos nacimientos de este tipo de proyectos nueva ventana, todo ello gracias a que existen más inversores sensibilizados que se animan a apoyar este tipo de proyectos.

La labor que realizan no tienen porqué competir con las entidades sin ánimo de lucro, sino que se crearán nuevos modelos de trabajo y sinergias entre ambas.

Fuente: Innovasocial

No hay comentarios:

Publicar un comentario