miércoles, 30 de marzo de 2011

¿Eres emprendedor? Tu momento es hoy

caype-408.jpg (300×300)
Que la situación económica española no es nada halagüeña es de sobra co­no­cido por todos. Pero que, a pesar de ello, en España siguen habiendo emprendedores que, contra viento y marea, están tratando de llevar sus proyectos adelante, no aparece tanto en los medios de comunicación. Y deberían ser ellos, los que protagonizaran más de un reportaje, porque, al fin y al cabo, en buena medida depende de ellos que España salga fortalecida de esta crisis. Y es por ello que deberían de contar con todo el apoyo que les puedan dar quienes les rodean.
Ser emprendedor nunca ha sido fácil y menos en un país en el que siempre ha primado la seguridad frente al riesgo y cuya  masa de población en edad activa siempre ha preferido ser empleado, ya sea de la administración pública o de la empresa privada, aunque el gran público suele preferir a la primera.
Sin embargo, a lo largo de nuestra historia encontramos numerosos inventos que demuestran la búsqueda incesante de nuevas ideas y proyectos de unos pocos, pero que sirvieron para cambiar la vida de mu­chos. Y, afortunadamente, cada vez son más los emprendedores en Es­pa­ña.
A las innovaciones que a todos se nos vienen a la cabeza de la fregona o el chupa-chups, habría que añadir algunas curiosas como el cigarillo, el submarino de Isaac Peral, el arcabuz, la navaja, la grapadora de sobremesa o el laringoscopio.
“Emprender es atreverse a crear un mun­do propio, saltar al vacío y en­frentarse a un entorno en el que pareces estar predestinado a otra cosa”,  así lo define Alejandro Suárez, em­pren­dedor e inversor, en su libro ‘Ha llegado la hora de montar tu empresa’, en el que da las claves de porqué ahora es el momento y de cómo se comporta el emprendedor español, así como alguno de sus secretos sobre empresa que ha ido cosechando a lo largo de su larga trayectoria como emprendedor.
Ante tal definición parece obvio que ser emprendedor sólo es para valientes. Con motivo de su libro Empresa y Finanzas quiso analizar con él las claves del emprendedurismo en España y a qué retos se enfrente en la actualidad. Suárez tiene claro el papel al que se enfrenta diariamente uno de estos iluminados que dedicen llevar a cabo su idea y crear un negocio: “emprender es un riesgo en sí mismo, prescindir de una nómina a final de mes y tener que crear algo que depende de tu habilidad o de tus facultades para hacerlos no es fácil. Emprender tiene dos palabras que van intrínsecamente unidas, una es el riesgo y otra el esfuerzo.
Pero, ¿a qué riesgos se enfrenta el emprendedor de hoy en día?
Dichosa financiación
¿Cómo voy a llevar a cabo esto? ¿De dónde voy a sacer el dinero para hacerlo? Son las preguntas con las que se desayunan los empresarios españoles cada mañana. Y es que el acceso a la financiación está siendo una lacra para llevar a cabo sus iniciativas.
Aún así, Alejandro Suárez cree que existen muchas alternativas y que que para los buenos proyectos e ideas siempre hay dinero. Sin embargo, da la sensación que ese dinero está muy escondido: “para proyectos que son escalables y tienen recorrido y futuro siempre hay dinero. De hecho, yo como inversor privado  que participo en seis compañías hecho en falta proyectos que sean ambiciosos”, comenta el autor.
Ante la problemática de la financiación se hizo una gran campaña desde las administraciones públicas sobre la financiación que éstas podían reportar, haciendo gran hincipié en las línes de préstamos ofertadas por el Instituto de Crédito Oficial. Unas líneas que se han visto como la panacea para los pequeños pero que en realidad se han constatado como algo bien distinto, al no llegar dicha financiación a quienes realmente la necesitan.
“Los créditos ICO realmente no están funcionando. Han sacado la Línea ICO Directo para poder gestionar con la entidad directamente, pero la realidad es que al pequeño empresario no le llegan esos cientos de millones que se dice que se están repartiendo ya que se están rechazando más del 70% de los préstamos solicitados a esta línea de créditos ICO. Realmente el dinero sí que lo están dando pero a gente que tiene grandes empresas con un patrimonio muy estable y, que en muchos casos, ni siquiera necesitan financiación pero la están cogiendo ante un temor sectorial o, simplemente, porque es más barata que la financiación a la que suele poder acceder. La realidad es que los bancos no están ni se les espera, al menos próximamente, y el ICO yo creo que es la gran entidad perjudicada en este crisis, sobre todo a nivel de imagen, porque todos los empresarios y todos los autónomos  nos hemos dado cuenta que realmente es un paripé y un ejemplo son los 250 millones de euros concedidos en préstamo a ACS. Es más fácil creen en esos 250 millones que en 10.000 que le pueda dar al empresario raso. Esto no tiene ningún sentido”, afirma tajantemente el propio Alejandro Suárez.
Por tanto, ¿esto no desmotiva al emprendedor o el que es emprendedor sigue adelante, se tropieza con la primera piedra, se levante y sigue trabajando por el mañana? “La financiación es un problema y el emprendedor siempre buscar fórmulas para sacar adelante esta cuestión. Ya se las arregla para ir con su idea y su producto a donde cree que hay dinero y le puedan financiar. Si que es cierto que a algunos emprendedores les puede de alguna manera desesperar, pero también es cierto que cuando los proyectos son buenos, los mismos emprendedores encuentran generalmente un inversor que es el que les ayuda a encontrar financiación. Creo que esto no debería de desanimarles.”
Como dato, indica Suárez, hace diez años la situación era peor que la actual, tanto a nivel crediticio, como a nivel de ayudas institucionales, y ahora somos un país que, por mucho que nos quejemos de ellas y las condiciones no sean las más apropiadas, “ha mejorado mucho en este sentido y tiene muchas posibilidades de ayuda y muchas más facilidades de las que existían hace 10 años, con lo cual ser emprendedor es completamente factible, lo que no significa que sea fácil”.
¿Por qué ahora?
El libro de Alejandro Suárez, que bien debería de ser el libro de cabecera para muchos de los que se están planteando abrir sus miras y perseguir su sueño de montar su propio negocio se titula “Ha llegado la hora de montar tu empresa” y, precisamente, la duda que surge es ¿realmente es este el momento ideal para montar un negocio con la situación económica que nos rodea?
“Precisamente esa es la razón de ha­cerlo. Estamos en un momento muy duro con 4.700.000 parados y un porcentaje muy importante de esa gente no va a encontrar trabajo en los próximo años ya que para regenerar esos puestos de trabajo se va a necesitar mucho tiempo y simplemente por la razón de depender de uno mis­mo, ahora es un muy buen mo­mento para montar una empresa al margen de que hay más ayudas y más estímulos de la Administración ahora mis­mo que nunca en los últimos años pa­ra poder crear una empresa o para buscarse un autoempleo, simplemente”, afirma Suárez.

Los datos parecen acompañar esta tesis ya que según el último Radar Axesor publicado correspondiente al mes de febrero. La creación de em­presas en España creció un 10,78% en el mes de febrero por segundo mes consecutivo, con 7.758 nuevas compañías, rompiendo la tendencia negativa de los últimos tres años.
A pesar de esto, las bajas y ceses de actividad de empresas también crecieron en febrero un 15,89%, alcanzando a 12.310 sociedades. Por nú­me­ro de empresas, las PYMES han si­do el colectivo más afectado por las ba­jas, sin embargo, en términos relativos este dato se ha incrementado un 15,87% respecto a febrero de 2010, casi la mitad que las grandes empresas que desaparecen un 31,10% más. El número total de sociedades activas en España asciende a 1.395.238.
Los datos por regiones son dispares. Mientras que la creación de empresas creció en febrero un 71,11% en Canarias, un 51,61% en Cantabria o un 31,97% en Galicia, Navarra registró una caída del 20%, Asturias del 7,32% y Castilla La Mancha del 7,06%.
Las dos principales regiones em­pre­sariales de España (Cataluña y Co­munidad de Madrid) incrementan el número de nuevas sociedades creadas en un 22,59% y un 4,20%, respectivamente. De hecho, las dos provincias españolas que han liderado la creación empresarial son Madrid con 1.662 nuevas sociedades y Barcelona con 1.074. Les siguen de lejos V­a­len­cia con 392, Málaga con 328, Alicante y Sevilla con 316 y 314 respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario