miércoles, 2 de febrero de 2011

El mayor enemigo del emprendedor


La ansiedad y el miedo son los mayores enemigos del emprendedor.

El miedo y la ansiedad no solo se centran en los asuntos negativos de nuestra vida, sino que consumen la energía que se podría aplicar de manera más productiva en el día a día. Lo peor es que la ansiedad y el temor desencadenan una lucha la cual genera que una parte de nuestro cerebro literalmente apague nuestra capacidad de pensamiento abstracto.

Con esta región dormida, es difícil tener clara nuestra visión.

En este mercado hay tres cosas que están creando zozobra y temor en el emprendedor. Las malas condiciones económicas generan tensión en todo lo relacionado a la búsqueda de financiación y la generación de beneficios. En segundo lugar, el mercado está en una fase de impulso en la que cada emprendedor está tratando de mantenerse al día con el último impulso de salida. En tercer lugar, por definición los nuevos startups tienen poca visibilidad y su éxito depende de los resultados no lineales e impredecibles.

La ansiedad es tóxica. Nadie ha salido vencedor y es un vestigio de nuestra evolución, ya que fue esencial para nuestra supervivencia física. Aceptar, respetar y comprender que no podemos saberlo todo es importante, pero que eso no termine drenando toda nuestra energía emocional.

Los emprendedores más famosos utilizan algunas técnicas eficaces para manejar la ansiedad:

- Viven el presente y no piensan temerosamente en lo peor que pueda ocurrir. Se concentran en lo que pueden hacer aquí y ahora.

- Visualizan y definen claramente su visión y la comunican eficientemente a sus empleados.

- Se mantienen enfocados solamente en el corazón del subconjunto de actividades necesarias para llegar al objetivo marcado.

- Mantienen su tranquilidad y confianza, convencidos en que llegarán al éxito.

- Valoran y aceptan la posibilidad de que en caso de pasar por un mal momento… el samurai puede aceptar la muerte de antemano y luego entrar en la batalla sin miedo.

- Tratan de cuidar de sí mismos alimentándose correctamente y haciendo ejercicio cuando es necesario.

- Se centran en las cosas que son importantes en su vida, como la familia, los amigos y mentores, ya que son el soporte de todo lo demás.

Por lo tanto, seamos conscientes de nuestros niveles de ansiedad. Sufrir de exceso de ansiedad puede desestabilizar nuestra vida personal y laboral, acarreándonos problemas de salud. Esto no nos conduce a nada productivo y terminamos con miedo al futuro que desconocemos. Sepamos hacia donde vamos, pero centrémonos en las tareas cotidianas y tratemos de paralizar la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario