sábado, 29 de enero de 2011

Cinco consejos prácticos para mejorar en innovación

En un mercado tremendamente competitivo como el actual, al que se suma una crisis bastante seria, es vital para las empresas plantearse alguna acción innovadora que las permita alcanzar cierta diferenciación respecto a sus competidores.

Ya sea en productos, en servicios, en procesos o incluso en el modelo de dirección, innovar permite obtener ventajas competitivas si al final del proceso se obtiene algo novedoso que aporte valor con independencia del sector, del tamaño o de la capacidad financiera de la empresa. Estos son cinco consejos prácticos para mejorar en innovación:



•Hay que ser creativo, pensar diferente. Para ello hay que empezar por adoptar una actitud innovadora. Sin ese talante de partida es imposible avanzar en todo lo demás.

•Buscar la especialización, lo que permitirá abrir espacios sin competencia. El precio no es siempre el factor determinante si lo que se vende es lo mejor.

•Probar, probar y probar hasta dar con lo que se busca, aun sin saber qué es lo que se está buscando. La tenacidad da sus frutos aunque el camino se llene de fracasos.

•Ayudarse de los que están alrededor porque ellos son los que saben cómo mejorar las cosas. No hace falta salir fuera porque el talento está en casa, sólo hay que montar una “red de inteligencia” para recolectarlo.

•Pensar en la lógica del comprador poniéndose en su lugar. La empatía hacia el cliente es saber lo que le gustaría comprar y no obligarle a que compre lo que le vendemos, aunque no le guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario