jueves, 27 de enero de 2011

Capacidades de las Personas para Emprender

Un emprendedor tiene que preparar su mente para emprender. La principal capacidad que tiene un emprendedor es la de navegar sin seguridad y enfrentarse al riesgo.

La ventaja de ser un emprendedor es que sos independiente, es decir, el emprendedor no tiene un jefe que lo mande o un supervisor. Tiene una libertad para equivocarse que no podría tener si estuviera en relación de dependencia.

El emprendedor debe aprender a seguir trabajando también en los días malos, y a confiar en su plan estratégico. El trabajo bien hecho acaba dando resultados si uno se esfuerza.

Cada decisión que toma el emprendedor contiene el riesgo de equivocarse. Debe estar preparado interiormente para el fracaso. Esto suele mal interpretarse ya que la persona muchas veces se prepara sólo para el fracaso, y como resultado su proyecto fracasa. Hay que aspirar al éxito, pero si viene un fracaso no desmoronarse.

Hay que aprender a vivir con el riesgo, a medirlo bien y a tenerlo siempre en el punto de mira para identificar las señales de peligro.

La confianza en sí mismo ayuda al emprendedor a plantearse retos mayores y riesgos más difíciles porque piensa que puede superarlos. Eso si, siempre hay que tener en cuenta que nuestras metas y objetivos deben ser realistas no inalcanzables.

La capacidad para esforzarse, tomar iniciativas y auto-motivarse son componentes importantes de esta confianza en su propia capacidad.

Es importante tener en cuenta el entorno de personas con las cuales el emprendedor se vincula. Como se suele decir habitualmente, “una manzana podrida pudre al resto”. Su entorno debe ser positivo, debe tener mente emprendedora. Es vital buscar amistades y alianzas con gente dinámica y optimista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario