jueves, 6 de enero de 2011

6 razones para emprender una empresa en la universidad

crear-empresa.jpg (200×300)
La universidad es un excelente lugar donde los jóvenes pueden crear y emprender proyectos de empresas, pues se cuenta con el tiempo libre necesario, acceso a variedad de capital humano y además la propia universidad te puede apoyar en tu proyecto.
A continuación mencionaremos 6 razones por las cuales estar en la universidad representa una excelente oportunidad para emprender ese gran proyecto que la mayoría anhela conducir.
1. Planea el “puente” entre universidad y la vida real:
Uno de los puntos más importantes consiste en financiarse en la universidad para no tener que depender de un trabajo una vez fuera de ella. Una vez fuera y con un trabajo, empezar una compañía se hace más difícil.
Uno tiene que trabajar en horario completo y eventualmente empieza a conformarse con un salario continuo. Empieza con algo que tengas pasión por hacer, desarróllalo y cada vez mejóralo. Que ese sea el primer paso para comenzar las bases de tu próximo gran proyecto.
2. Si te falta conocimiento, busca ayuda:
Cualquier campus tiene profesores y estudiantes de quienes aprender. Búscalos. Encuentra profesores que puedan ayudarte a crear tu plan de negocios. Si te falta el conocimiento técnico, busca amigos que puedan ayudarte.
Véndeles tu idea y ofréceles igualdad en retribución por sus servicios. Coloca afiches en los muros de las facultades para que sepan de tu proyecto. Alguien se interesará y seguro te contactará.
3. Aprovecha los concursos de negocios de tu campus:
Nunca sabrás quienes estarán pendiente de este tipo de concursos, y es ahí donde posiblemente conozcas a tu primer patrocinador o alguien que esté dispuesto a invertir en tu proyecto.
4. Aprende fuera de clases:
Lee libros, libros de negocios. Cuanto más aprendas sobre ellos, mejor. Saca el extracto, lo más importante, y lo que puedes utilizar para tu proyecto. Aprende todo lo que puedas para que puedas empezar con buen pie tu empresa.
5. Busca la inspiración en tu entorno:
Sólo tiene sentido realizar un proyecto cuando es algo que te gusta y apasiona. Analiza la situación, desarróllala, aplícala al mundo real y trata de resolver problemas comunes. Busca ahí la oportunidad. Conversa con otros para saber qué es lo que quieren o necesitan y enfoca tus ideas a solucionar estos puntos.
6. Simplemente hazlo:
Probablemente el más importante consejo, empieza ahora. No hay mejor oportunidad, poca responsabilidad, gente que te puede apoyar, sólo es tiempo de lanzarse al agua y empezar a nadar. Nunca esperes a mañana.
No temas si tu plan no es sólido o consistente. La mayoría de planes tienden a cambiar todo el tiempo, pues nada está dicho. Pasa más tiempo haciendo que planeando y las cosas encajarán en su lugar poco a poco. Y nunca te rindas.
Fuente: venturebeat

No hay comentarios:

Publicar un comentario