jueves, 30 de diciembre de 2010

Hábito de Éxito: Empiece con un fin en mente

Este hábito de efectividad refleja el liderazgo personal y satisface plenamente la necesidad de encontrar un sentido a la propia existencia. Este es el hábito de la primera creación o creación mental, el que resulta esencial en cada persona para comprender el cumplimiento de su misión existencial.

Las observaciones y estudios realizados acerca de la visión de futuro revelan que esta es en verdad extraordinaria y, tal como lo considera Stephen R. Covey, el poder de una visión de futuro es increíble. La literatura mundial abunda en casos que demuestran la manera en que la visión de futuro posibilita el cumplimiento de los propios objetivos. Viktor E. Frankl lo demostró personalmente, así como en los casos de aquellos otros individuos enfrentados a situaciones límites en los campos de concentración nazi.

Benjamin Singer también comprobó el caso de niños escolares que tenían una imagen de roles centrados en el futuro y su influencia para su desarrollo. Andrew Campbell y Laura L. Nash estudiaron la influencia del sentido de misión para el caso de las organizaciones y equipos. Por último, Fred Polak estudió, para el caso de las civilizaciones, la influencia de la visión colectiva de futuro.

Algunos ejemplos ilustrativos sobre lo que es el hábito del liderazgo personal, son los siguientes:

- Decida y actúe iluminándose con su propia visión de futuro.
Dirija su vida previendo su derrotero futuro.
Contraste sus decisiones y acciones con su misión personal y realice los ajustes que
  correspondan.
- Acepte que su vida tiene un sentido . . . pero reconozca también que es usted quien tiene
  que descubrirlo.
Identifique los principios y valores que orientan su propia vida.
Determine el sentido de su vida y comprométase con el mismo.
Lidere su vida trazando el rumbo que recorrerá hoy y mañana.

En la vida del individuo el tener una visión de lo que se desea, se convierte en tener metas claramente definidas.

Las metas claras orientan al individuo en su andar hacia el éxito, la riqueza, la felicidad y todo lo deseable.

Fijar metas de forma tal que faciliten la vida de las personas y se conviertan en un impulso es una cuestión de ciencia. Hay métodos específicos y definidos para establecer metas.

Una meta bien establecida, no solo orienta, también se materializa automáticamente en la vida del individuo que la “construye”.

Fuente: Articulo.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario