viernes, 12 de noviembre de 2010

Life is beautiful, no la desaproveches

En esta época de desánimo generalizado, uno se tiene que armar y pensar que hay muchas cosas que valen la pena. Y lo primero es vivir. Y si encima se puede vivir como emprendedor, mejor que mejor. Y es lo que hay que pretender. Vestirse con una vestiementa acorazada que te proteja de los vaivenes de la economía, de los alarmistas mensajes causados por la forma de publicar de los Medios de Comunicación y sobre todo de la ineptitud de nuestros políticos. Hoy, ser emprendedor es posiblemente la mejor forma de vivir la vida intensamente y con felicidad. Life is beautiful!


Y no nos cansaremos de predicar que la acción de emprender es posiblemente de las pocas alternativas (por nod ecir la única) que tienen los jóvenes y aquellos que han perdido el trabajo. Nuestra previsión de que el buen empleo no llegará hasta el 2014 hace que tengamos que buscar las armas que nos quedan en nuestro baúl de valores personales y habilidades únicas de cada uno. ¿Y que nos queda?

Por suerte el dinero, el capitalismo extremo de la banca y la globalización económica que nos han implementado los políticos no se puede llevar por delante la fuerza personal, aquella que emana de las convicciones personales de que otra forma de proceder es posible. Y esta es la de ser EMPRENDEDOR.

Cuando uno emprende, lo que está haciendo es dejarse llevar por una opinión propia, de un conocimiento de las cosas y de una manera de querer actuar y decidir. Emprender es crecer, es madurar, es adquirir responsabilidades. Y es disfrutar de todo ello.

Lo contrario a emprender es no hacer nada, es como dicen algunos pastorear (responsabilidad de dejarse de todo por parte de la oveja en manos del pastor). Y eso es muy triste porque los destinos de la persona son dirigidos por otros que no quieren más que seguir con el status de poder y acumular todo para ellos.

Yo estoy convencido de que todos vosotros tenéis algo mágico, algo que os hace únicos, y que podéis plantearos retos en la vida profesional. Quizás y posiblemente hayáis tenido mala suerte y habéis estado en profesiones y empresas que no han apostado por vosotros y no os han dejado demostrar todo vuestro potencial. Es hora de que cambiéis y seáis protagonistas de vuestra propia historia, de vuestro propio guión de vuestra vida.

No te lo pienses más porque te darás una sorpresa mayúscula a ti mismo. Verás como una energía que tienes acumulada dentro de tí es capaz de transportate a un entorno más optimista, donde podrás conseguir lo que te propongas y realizar aquellas actividades que siempre has soñado y que te permiten evolucionar y desarrollarte como personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario