lunes, 1 de noviembre de 2010

La pasión impulsa


La pasión motiva. La gente apasionada no se da por vencido; su entusiasmo elimina al miedo. El amor por lo que están haciendo, hace que no quieran parar. Vienen con formas innovadoras para superar los obstáculos que hacen que otros se detengan. Su pasión crea un intangible, pero potente “momento” que puede hacerlo sentirse indomable.

He conocido personas que tenían ideas fantásticas, pero que no podía hacerlas realidad porque todo lo que intentaban, lo hacían flojamente. Ellos pensaban que sus ideas, de algún modo, despegarían por sí mismas, o con que aparecer la idea era suficiente.

Déjame decirte algo, no es suficiente. Nunca será suficiente. Tienes que poner tus ideas en acción. Si no tiene la motivación y el entusiasmo, tu gran idea se quedará en tu escritorio o dentro de tu cabeza e irá a ninguna parte.

La falta de pasión es a menudo la diferencia entre el fracaso y el éxito.

Advertencia: la pasión también puede meterte en problemas

La pasión es un arma de doble filo: es un gran motivador, pero puede cegar e impedirte ver defectos que otros pueden detectar con rapidez. En general, su pasión es mucho más positiva que negativa, pero tiene que manejarlo para que pueda ver la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto. Yo lo llamo tener pasión controlada, que es un gran activo.

Mi pasión de vez en cuando me ha metido en problemas financieros. Si usted comprende todo sobre de un trato, puede saber si su mercado va a bajar, pero usted está tan apasionado que entra de todos modos. A veces resulta mal.

Obtener asesoramiento objetivo de personas que se preocupan por usted antes de hacer cualquier cosa, de gente que sea honesta, objetiva y abierta de mente. Tome en serio sus consejos, aunque no sea lo que quieras oír. En última instancia, la decisión final de lo que harás será tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario