martes, 2 de noviembre de 2010

El dinero es un medio, no un fin

¿Qué significa ser rico? La riqueza es a veces un tema delicado. Mucha gente tiene interiorizado asociaciones negativas con la palabra “rico”. A menudo escuchará a la gente decir: “El dinero es la raíz de todo mal”, cuando en realidad la cita correcta es “El amor al dinero es la raíz de todo mal.”

La diferencia entre estas dos citas es el amor. Poner demasiada importancia a las posesiones materiales – que ciertamente no te devuelven el amor – lleva a la clase de corrupción que muchas personas han llegado a asociar con “la gente rica.” Pero usted no tiene que tomar ese camino. Usted puede desear cosas materiales, siempre y cuando esté en control de sus deseos.

La clave para llegar a ser rico, en todos los sentidos de la palabra, es el control. Lograr y mantener la autoconfianza sólo le es posible a aquellos que toman el control de sus emociones, sus acciones y sus circunstancias. Una “mujer rica” sabe que el dinero es un medio, no un fin, y utiliza el dinero como un instrumento para lograr metas significativas.

Como el padre rico de Robert dijo, “los ricos no trabajan por dinero, hacen que el dinero trabaje para ellos.”

La independencia financiera te permite elegir el estilo de vida que quieres para ti. Ya sea que visualices un estilo de vida lujoso para ti o si prefieres vivir un estilo de vida modesto, tú decides.

A medida que persigues tus objetivos de inversión, es importante mantener el enfoque: Está persiguiendo al dinero no por el dinero en si mismo, sino por la libertad que el ser independiente financieramente trae. Usted está persiguiendo la tranquilidad e independencia que viene de no depender de un hombre, un trabajo, del gobierno, ni de nadie más para cuidar de ti.

Algunas personas pueden pensar que usted tiene que dejar su moralidad en la puerta cuando persigues al dinero, pero no tienes que caer en este mito. Rico o pobre, siempre puedes optar por hacer lo correcto. El valor duradero que recibe al mantenerse fiel a sus principios, y la libertad que disfruta cuando se es económicamente independiente, no tienen precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario