sábado, 30 de octubre de 2010

Asertividad. Cuando digo no, me siento culpable


Asertividad"Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no." Gabriel García Márquez

Por Oscar

Si no sabes decir no a lo mejor lo que voy a comentar te va a interesar. Por aclamación popular, en particular Senior Manager y David, tras Como encajar las críticas y Aprender a escuchar hoy toca un post sobre la asertividad. ¿Mande? ¿Cómo? ¿Qué no te suena de nada? ¿Qué no viene en el diccionario? Vale, vale comencemos por el principio, es uno de mis temas favoritos que no viene mal repasar de vez en cuando.

Es lógico pensar que por el mero hecho de existir se nos planteen problemas, es igualmente lógico prever que seremos capaces de enfrentarnos eficazmente a esos problemas. A parte de nuestro parecido con el mono, unos más que otros también hay que decirlo, tenemos en común con los animales la lucha y la huida como modos de enfrentarnos a los problemas. Los mecanismos defensivos del tipo ira-agresión, miedo-huida y depresión-retirada no son de gran utilidad en nuestro mundo civilizado. Pocas veces resultan eficaces y raramente alivian. Lo que nos diferencia de los animales es nuestro gran cerebro, nos ofrece una tercera posibilidad para la resolución de problemas: la palabra.

La interacción con los demás nos plantea problemas. Ante peticiones de otra persona solemos plantearnos lo siguiente: "Cuando digo "No" me siento culpable. pero si digo "Si" iré en contra mía". Es aquí donde entra en juego la asertividad.

¿Qué es la asertividad?

"Comportamiento comunicacional maduro en el que la persona ni agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que expresa sus convicciones y defiende sus derechos." Asertividad.Wikipedia

La asertividad es por tanto, una habilidad social que reune las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido. Significa defender tus derechos, hacerte valer, decir no cuando es que no y no dejarte pisar.

¿Para qué sirve la asertividad?

1. Favorece la confianza en uno mismo y en nuestra forma de expresarnos.
2. Genera bienestar emocional.
3. Mejora la imagen social ya que promueve el respeto de los demás.
4. Favorece las negociaciones.

Derechos asertivos.

Nuestros derechos asertivos constituyen una estructura básica para la sana participación de cada individuo en toda relación humana.

1. Tenemos derecho a juzgar nuestro propio comportamiento, nuestros pensamientos y nuestras emociones, y a tomar la responsabilidad de su iniciación y sus consecuencias.
2. Tenemos derecho a no dar razones o excusas para justificar nuestro comportamiento.
3. Tenemos derecho a juzgar si nos incumbe la responsabilidad de encontrar soluciones para los problemas de otras personas.
4. Tenemos derecho a cambiar de parecer.
5. Tenemos derecho a cometer errores... y a ser responsable de ellos.
6. Tenemos derecho a decir: "No lo sé".
7. Tenemos derecho a ser idependientes de la buena voluntad de los demás antes de enfrentarnos con ellos.
8. Tenemos derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica.
9. Tenemos derecho a decir: "No lo entiendo".
10.Tenemos derecho a decir: "No me importa".

Técnicas para ser más asertivo.

1. Disco rayado. Uno de los aspectos más importantes de ser asertivos consiste en ser persistentes y en repetir una y otra vez lo que queremos, si enojarnos, irritarnos ni levantar la voz.

2. La autorrevelación. Revelar información acerca de nosotros mismos; cómo pensamos, sentimos y reaccionamos ante lo que nuestro interlocutor nos dice, permite que la comunicación social fluya en ambas direcciones.

3. Banco de niebla. Podemos lanzar un objeto a través de la niebla sin que ello le afecte. De igual forma si te critican no niegues la crítica y no contrataques con otra crítica. Al no ofrecer resistencia la otra personas desistirá.

4. Interrogación negativa. "No comprendo. ¿Qué hay de malo en...?" Este tipo de preguntas hacen establecer un diálogo que nos lleve al fondo de la cuestión. Permiten dar una respuesta no defensiva y buscar la verdadera causa que hace a la otra persona criticarnos.

5. Aserción negativa. "Es cierto. No estuve muy acertado.". Para modificar nuestra creencia de que los errores son malos basta con aceptarlos como tales: los errores son errores y nada más que errores.

Fuente: El Inconformista 

No hay comentarios:

Publicar un comentario