jueves, 23 de septiembre de 2010

Mejor Acompañado que Solo

El trabajo en equipo es necesario para poder comenzar todo tipo de emprendimiento, empresarial o personal. Por más que queramos, las cosas importantes de la vida es difícil hacerlas solos.

Aprender a trabajar en equipo puede ser fácil para algunos pero extremadamente complicado para otros. Delegar responsabilidades y morderse la lengua para no decir repetidas veces “te lo dije” puede quitarnos el sueño o provocarnos un colón irritable crónico.

Pero estimados, no queda otra. Hay que hacerlo. Trabajando solo le garantizo que colapsará antes de llegar a la mitad del camino.

Eso si, ponga mucho ojo en quienes compondrán su equipo. Las amistades, el cariño, la buena onda influyen, pero no deben primar ante la responsabilidad, puntualidad, creatividad, tolerancia. Esos son los componentes principales de todo buen equipo.

Asegúrese un buen trabajo y piense y decida con la cabeza, no con el corazón. O si no me cree, recuerde aquellos trabajos importantes en la universidad o el colegio en que elegía trabajar con el mejor amigo, el más entretenido, pero que a la vez era el menos comprometido, ¿recuerda cómo lo pasó y cuánto tuvo que trabajar para tener todo a tiempo?

Bueno, si eso era incómodo en los años de estudio, imagínese lo qué puede causar en su empresa y cómo puede quedar ante los ojos de un cliente.

La clave está en elegir correctamente a los componentes del equipo, qué estos tengan los mismos objetivos y compromiso con la causa que usted. Y si es de aquellos a los que les cuesta delegar, trate de ser proactivo, de ideas y no sea negativo y asuma que si algo sale mal, lo hicieron todos, no usted o los demás, sino todos.

Fuente: DiarioPyme

No hay comentarios:

Publicar un comentario