Cargando...

jueves, 19 de agosto de 2010

Cómo ser un emprendedor competitivo


En el mundo de los negocios existen, globalmente hablando, sectores emergentes de los cuales suelen surgir oportunidades de negocio en diferentes países pero que no siempre son bien aprovechadas por los gobiernos, los mercados y las empresas por diferentes causas.
Políticas de empleo gubernamentales, condiciones propias del negocio o capacidad del sector emprendedor en cuanto a formación y competitividad son sólo algunos de los límites que estos negocios emergentes suelen encontrar y que, en España, también están presentes.
Debido a que en nuestro país no existe una cultura de emprendedor, serán necesarios varios y profundos cambios si queremos que la economía española cambie al ritmo que cambia la economía global que aprovecha cada una de las oportunidades emergentesteniendo siempre preparado un modelo emprendedor capaz de gestionar y sacar adelante un negocio y hacerlo competitivo.
Entre las muchas acciones que serán necesarias para multiplicar a los emprendedores, se deberá iniciar una campaña de sensibilización empresarial, que provoque iniciativas emprendedoras y que luego derive en el diseño y desarrollo de políticas dirigidas a la consecución de estos deseos.
Algunas medidas necesarias para acceder al nuevo modelo económico, más competitivo y emprendedor son:
  • Fomentar la formación en gestión y administración de empresas en todos los niveles de educación, incluyendo estas asignaturas en el Plan de estudios de todas las carreras y doctorados, no sólo las relacionadas directamente con las empresas.
  • Las Instituciones educativas deben apoyar a sus alumnos y fomentar los emprendimientos.
  • Incorporar más profesionales de empresa en las redes académicas para brindar el día a día de la empresa y no dejar a los alumnos con la teoría.
  • Contagiar a la población la idea de que una empresa puede ser la respuesta a las inquietudes profesionales, comerciales o artísticas de cualquier persona.
  • Mostrar los riegos reales de la creación de la empresa y educar sobre como evitarlos y superarlos con éxito.
  • Proveer mejores sistemas de financiamiento para los emprendedores que requieren de un crédito externo para iniciar su empresa.
  • Favorecer modelos sociales a través de personalidades que encajen con figuras de emprendedores de éxito, hay miles de buenos ejemplos para imitar.
  • Información, asesoramiento y acompañamiento real al emprendedor con verdadero apoyo profesional y efectivo desde el proceso de creación hasta la puesta en marcha de la nueva empresa.
  • Subvenciones orientadas a resultados, no a actividades realizadas por el emprendedor/a.
  • Apoyar, fomentar y premiar la iniciativa empresarial de los emprendedores como fuente de creación de empleo de calidad.
Sin dudas, una de las formas de paliar el desempleo es promover la creación de empresas y, en España deberemos realizar una apuesta por un modelo económico diferente, que se base en las personas y que fomente los perfiles capaces de aprovechar las oportunidades de mercado que se generan en el mundo.
Fuente: RRHHMagazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada