lunes, 12 de julio de 2010

Profesionales que hacen las américas

Con un mercado laboral estancado, trabajar fuera de España se presenta como una solución para crecer profesionalmente o evitar el desempleo. El extranjero ofrece oportunidades para autónomos y asalariados.

Si en España existen escasas oportunidades laborales, habrá que buscar un empleo más allá de las fronteras nacionales. Tanto por cuenta propia como ajena, iniciar una vida laboral en el extranjero está en la mente de muchos españoles. Desde abril de 2008 hasta el mismo mes de este año se ha incrementado en un 9,2% el número de mayores de edad que residen fuera, hasta llegar a ser 1.333.693, según el Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA). Así, el número de demandantes de empleo para trabajar fuera de nuestro país se ha duplicado en los dos últimos años, de acuerdo con los datos de movilidad internacional de Grupo Adecco.

Y el espíritu emprendedor también cruza las fronteras. Según se desprende de una reciente encuesta elaborada desde la Confederación de Jóvenes Empresarios, los jóvenes tienen intención de universalizar sus empresas y competir en el exterior. Más del 80% de los nuevos empresarios consideran la internacionalización tanto una necesidad como una oportunidad, ya que les permite ampliar el horizonte de su actividad, incrementar su volumen de negocio y diversificar riesgos.

Las razones de estas cifras son obvias: la situación del mercado laboral nacional, el aumento del desempleo y que otros países poseen ofertas más atractivas.

El Estudio Anual Catenon de Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2009 apunta en la misma dirección: el 82% de españoles se iría al extranjero si le surgiera un proyecto interesante. Además, se marcharían por más tiempo y por un menor nivel retributivo.

El mercado internacional ofrece distintas posibilidades, pero uno de los sectores más atractivos es el de las infraestructuras –y más cuando el Gobierno ha anunciado esta semana la paralización de 70 obras en curso. "Muchos países están desarrollando grandes construcciones y no tienen profesionales locales de alto nivel, por lo que deben buscarlos fuera", explica Joan Daura, socio responsable de recursos humanos de PwC. Qatar, Abu Dhabi, Marruecos o México destacan como demandantes de perfiles en este campo.

Las renovables también ofrecen puestos de trabajo para los españoles. José Antonio Jiménez, socio y director de Norman Broadbent, expone que "por un lado, porque somos referente en este sector; y por otro, porque los cambios legislativos están haciendo que las compañías nacionales miren al extranjeroQ". Fernando Pozas, director adjunto de selección de Dopp Consultores, señala Europa como el gran mercado de las energías verdes.

El mundo de la ingeniería
En general es el campo de las ingenierías el que está de suerte. "Existe un déficit mundial de ingenieros. Y los españoles, además, han dejado de estudiar esta especialidad porque prefieren cursar Empresariales", apunta Sylvain Boy, director de Catenon en Barcelona. Sus mayores posibilidades de empleo se encuentran en China, Alemania –debido a su particular escasez de titulados nacionales–, y Estados Unidos, de acuerdo con Javier Ganuza, director de relaciones exteriores de Tecnun Universidad de Navarra.

Este experto destaca que "las empresas que buscan ingenieros en Telecomunicaciones son las que más acusan un desequilibrio entre sus necesidades y el escaso número de recién licenciados. Además, los ingenieros industriales especializados en organización industrial son los que tienen, por su mayor versatilidad, más opciones de empleo en el extranjero".

Esther Fernández, gerente del área de recursos humanos de KPMG España, añade los sectores energético, financiero y las nuevas tecnologías a los que ofrecen hoy más oportunidades fuera de España. Además del turismo, la hostelería y la investigación científica, que siempre han generado puestos de trabajo internacionales.

El sector sanitario español ya es un clásico: ha exportado facultativos durante años a países como Italia, Reino Unido o Portugal. El bache que atraviesa el mercado laboral ha agudizado más esta tendencia: el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos ha emitido hasta mayo 450 certificados de idoneidad profesional para trabajar fuera de España y la previsión para final de año alcanza los 1.000. Jerónimo Fernández, vicesecretario del organismo, explica que "se ha duplicado el número de solicitudes y es preocupante, porque es un número alto de salidas. Los médicos se van de España".

Los facultativos nacionales son muy valorados fuera por su buen nivel formativo. Reino Unido, Portugal, Francia, Alemania, Irlanda, Italia y Suecia son los principales reclutadores de estos profesionales. Además, la retribución en estos destinos supera al salario que un médico puede percibir en España, lo que no facilita el retorno de estos perfiles.

Por cuenta propia
Emprender siempre es una buena idea y la tendencia general es optar primero por el propio país y después internacionalizar el negocio. Sin embargo Santiago Barbadillo, presidente de Barbadillo y Asociados, advierte de que esto no tiene por qué ser así: "Esperar puede ser un gran error. Hay muchos casos en los que si se retrasa la salida se pierden oportunidades. Puede que alguien se haya adelantado".

Continua leyendo en: expansionyempleo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario