sábado, 24 de julio de 2010

La crisis refuerza la moral e ingenio de los emprendedores



La crisis que nos está azotando está poniendo por los suelos la moral de aquellos que están iniciando una aventura profesional. Este podría ser el titular de un periódico sensacionalista y posiblemente tenga parte de razón pero solo en parte porque lo que está provocando esta crisis es que agudicemos el ingenio para sobrevivir. Y creedme, lo conseguiremos porque ser emprendedor es algo que se lleva dentro y aquel que se siente emprendedor no puede optar por otra opción que no sea sobrevivir a la crisis tomando decisiones.
¿Cuál es la alternativa que tenemos los emprendedores? ¿Cerrar y volver al mercado laboral para incorporarnos a una empresa como directivo? Rotundamente NO. Una vez que te has puesto el traje de Emprendedor y has entrado en el mundo de la toma de decisiones resulta muy difícil o complicado enrolarte en una estructura empresarial.
Quizá en más de una ocasión aquél que está al frente de su negocio, y empieza a sentir la crisis en sus cuentas y estados financieros, haya tenido la tentación de volver pero no es el camino. La solución pasa por tomar las siguientes 10 medidas para capear durante la crisis las dificultades económicas a las cuales no somos inmunes:
Reduce los costes que no tengan una relación directa con los ingresos, es decir, todo aquello que no vaya ligado a ventas (por ejemplo dietas, oficina más pequeña y ecónomica, impresora a color,…).
Pospón o retrasa las inversiones que no tengan un retorno de la inversión inmediato,por ejemplo nuevos productos, nuevas aplicaciones informáticas, etc.
Cancela los planes de expansión, es momento de poner todas las energías en tu actual mercado fortaleciendo las relaciones comerciales.
Tu mejor cliente es el que ya tienes por lo que incrementa las acciones de fidelización para evita que pueda prescindir de tus servicios.
Aprovecha la crisis para fortalecer tu producto. Es momento del principio “más por lo mismo” por lo que congela tarifas y se espléndido con la satisfacción de tus clientes. La consigna es mantener a los actuales clientes cueste lo que cueste.
Busca aliados con los cuales puedas realizar intercambios de servicios como medida de realizar acciones que no te cueste un desembolso económico.
Agudiza tu ingenio para arrebatar clientes a tu competencia mediante agresivas acciones de marketing (ejemplo 2×1, prueba del servicio gratis) que permitan a tus potenciales clientes mejorar sus costes o ingresos.
No dudes de tu producto ni de tu valía profesional, estamos posiblemente en la peor crisis desde el crack del 29 por lo que es momento de cuidar tu autoestima y creer en tu proyecto igual o más que el primer día que lo creaste.
Recuerda y ten en la mente que ERES EMPRENDEDOR y que no hay vuelta para atrás, lucha hasta el final.
Méntalizate que la crisis va para largo y que no se va a solucionar en los próximos meses por lo que es importante que las decisiones que tomes tengan la reflexión del horizonte temporal al cual nos enfrentamos.

Fuente: Juan Antonio Sánchez retirarsealos40.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario