sábado, 5 de junio de 2010

ser emprendedor y no marearse en el intento | importancia familia & amigos


El emprendedor, ante todo, es una persona. Una persona es un sistema complejo. Un sistema sano funciona por el equilibrio y sinergia entre todas y cada una de sus partes. Cuando existen desequilibrios: el sistema, la persona, el emprendedor se afectan.

Es verdad.

Es verdad que existe una energía vital que lanza al emprendedor hacia la aventura emprendedora. Si el éxito comercial acompaña, esta energía se refuerza, comenzando una espiral virtuosa donde se retroalimentan y potencian estos insumos, impactando positivamente en la persona.

Es verdad también.

Un emprendedor no puede sostener aquella energía exclusivamente en base al párrafo anterior. Es necesario otro tipo de éxito: el afectivo. Este último, proviene de la relación que se mantenga con la familia y verdaderos amigos. Por eso, recomiendo a todos los emprendedores y telemprendedores cuidar como gran tesoro estas relaciones. Vínculos que son fundados más allá de intereses materiales y se sostienen en afectos profundos y maduros, respeto y libertad.

Fuente:www.telemprendedores.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario