domingo, 6 de junio de 2010

ELIGE TU CAMINO, ELIGE TU EMPRESA

Carlos Monserrate, socio de la empresa de selección Odgers & Berndtson, explica que cada vez más los padres de los estudiantes ponen el énfasis en qué carrera deben estudiar sus hijos, la universidad, los idiomas y, sin embargo, se descuida el flanco de cuál será la primera empresa donde trabajará.

"El universitario no tiene una personalidad profesional. En nuestro primer trabajo se aprende casi todo a nivel de valores y a nivel de competencias", explica. Por el lado positivo de la inmersión, señala que lo aprendido acompaña al profesional a lo largo de toda su vida. En el lado negativo, que es muy difícil reconstruir los vicios aprendidos. "A veces se prioriza el salario o el entorno de trabajo y no se prioriza el modelo profesional que se adquiere".

Para Monserrate, la elección de la empresa se debería basar en la estructura de valores y de capacidades de cada individuo. La mejor escuela sería la que se rigiese por tres principios: "Una visión primaria por el cliente", "orientación brutal al resultado" y "exigencia de capacidad de flexibilidad de contorsionista", como si fueran los valores de deportistas de élite, concluye.

Fuente: 5 Dias

No hay comentarios:

Publicar un comentario