miércoles, 9 de junio de 2010

El nuevo modelo económico: emprendedores competitivos

Cuando se establecen políticas de apoyo y se apuesta por sectores emergentes, entiendo que es una decisión acertada. Pero seguro que no pasamos por alto que, en definitiva, sólo nos mencionan dónde podemos “pescar”, ya que se trata de una decisión de explotación de oportunidad de negocio.

Pero planteemos lo siguiente: ¿España está capacitada a nivel de RRHH para explotar esas oportunidades en dichos sectores, con emprendedores de calidad? La respuesta es no, por número y por capacitación. Que esos sectores emergentes irradian oportunidades de negocio, es una realidad. ¿Pero qué ocurre si no hay personas dispuestas a explotar dichas oportunidades? Serán otros mejor preparados quienes aprovechen esta circunstancia.

Entiendo que la evolución natural para nuestra economía para la consecución de mayor nivel de competitividad necesita, entre otras cosas, generar “aprovechadores de oportunidades” en sectores emergentes o maduros (eso es lo de menos). En definitiva, emprendedores competitivos.

Insisto que establecer nuevos sectores de actividad e incentivarlos para provocar que las empresas se centren en dichos sectores es una medida conveniente, pero insuficiente. El modelo que propongo no se basa en la cantidad de emprendedores, sino en la calidad y competitividad de éstos, así como en generar una estructura mental orientada a la empresa.

¿Cómo conseguimos este perfil de emprendedores en un número significativo para los intereses económicos de España? Desde el punto de partida en que nos encontramos no es fácil, ni lo será en un corto plazo. Pero sí parece un buen momento para iniciar una campaña de sensibilización empresarial, que provoque iniciativas emprendedoras.

A continuación enumero algunas medidas que creo necesarias para acceder al nuevo modelo económico basado en el aumento de competitividad y numero de emprendedores:
  • Insertar en absolutamente todos los planes de estudios (desde el instituto a programas de doctorado) módulos de creación y gestión de empresas. Todos los alumnos deben poseer un conocimiento técnico de su materia de especialización, y por supuesto conocer c´pmo explotar una oportunidad de negocio en forma de empresa.
  • Las instituciones académicas han de ser “fábricas” de emprendedores, sea cual fuere su nivel (universidad, institutos, formación profesional, colegios profesionales, etc.), Para ello es necesaria la sensibilización de los alumnos desde los propios centros.
  • Incorporar más profesionales de empresa en las redes académicas para adaptar realidad y conocimiento.
  • Modelos de conocimiento basados en las oportunidades empresariales, no sólo en la viabilidad técnica de los productos/servicios (una empresa es algo diferente a poseer un buen producto).
  • Mostrar los riegos reales inherentes a la creación de la empresa, e incidir en como evitarlos y superarlos con éxito.
  • Medidas dirigidas a la reducción de miedos por parte del emprendedor a la hora de iniciar actividades empresariales, asesoramiento, ayuda, conciliación, etc.
  • Coordinación en las administraciones para que los emprendedores focalicen dónde deben buscar ayuda para su proyecto sin dificultad y confusión.
  • Subvenciones orientadas a resultados, no a actividades realizadas por el emprendedor.
  • Generar una cultura empresarial basada en la ética en los negocios, calidad de gestión y competitividad.
  • Aprovechar el conocimiento que van generando los emprendedores para que sirva de base para nuevos integrantes y provocar sinergias de colaboración (mayor competitividad).
  • Los niños deberían tener presente que ser emprendedor es una salida viable para sus intereses, y aún cuando nunca creen una empresa, estarán mejor preparados para la solución de problemas en su día a día por el sentido de competitividad, toma de decisiones, iniciativas, etc., que fomenta una mentalidad emprendedora.
En definitiva, España debe realizar una apuesta por un modelo económico basado en las personas, y fomentar perfiles que posean la capacidad de aprovechar las oportunidades que los mercados generan.

Por lo tanto, ser emprendedor debe ser un planteamiento interiorizado y prioritario, pues cuando se recurre a la creación de empresas por una cuestión relacionada exclusivamente con el autoempleo, los resultados serán empresas de perfil bajo (en competitividad), empleo deficiente, problemas familiares, miedos y crearán personas frustradas, en ocasiones de difícil rescate para otras actividades.

La globalización de la economía y la estructura económica actual y futura de España aconseja una evolución en el modelo económico hacia personas preparadas para ganar lo que ofrecen los mercados. Decir dónde pescar es muy interesante; saber que estás capacitado para pescar en cualquier sitio, aún lo es más.

Fuente: Baquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario